icon

Una exclusión de China para con el dólar no es imposible y el país asiático ya prepara escenarios

Un aumento en las tensiones entre China y Estados Unidos ha llevado a crecer los rumores de que una guerra financiera que se profundiza entre las dos economías más grandes del mundo terminará con una exclusión del dólar para el país asiático. Este pronóstico es devastador pero ahora se cree que imposible, no es.

China prepara posibles escenarios a futuro respecto a su relación con los Estados Unidos.

En los últimos meses, los funcionarios y economistas chinos han sido inusualmente públicos al discutir los peores escenarios en los que China está bloqueada de acuerdos en dólares, o Washington congela o confisca una parte de las enormes tenencias de deuda estadounidense de China.

Estos temores llevaron a un llamado de atención en China para que el yuan gane terreno y buscar disminuir la dependencia del dólar.

Algunos economistas plantean la idea de liquidar las exportaciones de vacunas Covid-19 fabricadas en China en yuanes, y están buscando evitar la liquidación en dólares con una versión digital de la moneda.

La internacionalización del yuan fue algo bueno. Ahora se está convirtiendo en algo imprescindible”, dijo Shuang Ding, jefe de investigación económica de la Gran China en Standard Chartered y ex economista del Banco Popular de China (PBOC).

La amenaza del "desacoplamiento" financiero chino-estadounidense se está volviendo "clara y presente", dijo Ding.

Aunque es poco probable una separación completa de las dos economías más grandes del mundo, la administración Trump ha estado presionando por una disociación parcial en áreas clave relacionadas con el comercio, la tecnología y la actividad financiera.

Washington ha desatado una serie de acciones que penalizan a China, incluidas propuestas para prohibir las listas estadounidenses de empresas chinas que no cumplen con los estándares contables estadounidenses y prohibiciones de las aplicaciones TikTok y WeChat de propiedad china. Se espera más tensión en el período previo a las elecciones estadounidenses del 3 de noviembre.

"Ya ha comenzado una amplia guerra financiera ... las tácticas más letales aún no se han utilizado", dijo Yu Yongding a Reuters, economista de la Academia China de Ciencias Sociales (CASS), respaldada por el estado, que anteriormente asesoró al Banco Popular de China.

Yu dijo que la última sanción involucraría la incautación de activos estadounidenses de China (Beijing tiene más de US$ 1 billón de yuanes en deuda del gobierno estadounidense), lo que sería difícil de implementar y una herida autoinfligida para Washington.

Pero calificando a los líderes estadounidenses de “extremistas”, Yu dijo que una separación no es imposible, por lo que China debería hacer preparativos.