icon

Todo lo nuevo que hay que saber sobre el Alzheimer

Muchas personas experimentan olvidos o retrasos leves de memoria, que son parte del proceso normal de envejecimiento. Todos tenemos dificultad ocasional para recordar una palabra o el nombre de alguien. Sin embargo, una persona con la enfermedad de Alzheimer encontrará estos síntomas cada vez más frecuentes y graves. La enfermedad de Alzheimer​ es una enfermedad neurodegenerativa que se manifiesta como deterioro cognitivo y trastornos conductuales. Se caracteriza en su forma típica por una pérdida de la memoria inmediata y de otras capacidades mentales (tales como las capacidades cognitivas superiores), a medida que mueren las células nerviosas (neuronas) y se atrofian diferentes zonas del cerebro. La enfermedad suele tener una duración media aproximada —después del diagnóstico— de 10 años,​ aunque esto puede variar en proporción directa con la severidad de la enfermedad al momento del diagnóstico. Una variante de la fisetina podría revertir la pérdida de memoria en el Mal de Alzheimer.

La promesa con las fisetinas ya no es cesar la pérdida neuronal sino iniciar un regeneración.

En las últimas décadas, Pamela Maher, investigadora del Instituto Salk en La Jolla, California, USA, ha estudiado una sustancia química llamada 'fisetina', que se encuentra en frutas y verduras, y que puede mejorar la memoria e incluso prevenir una enfermedad -hasta ahora, experimentos en ratones- que es comparable a la de Alzheimer, según NCYT, de Amazings.

La fisetina -su fórmula química fue descrita por primera vez por el químico austríaco Josef Herzig en 1891-​ se puede encontrar en una amplia variedad de plantas. Se encuentra en las acacias, quebracho colorado, etc. Muchas frutas y verduras también contienen fisetina, incluyendo fresas,​ manzanas,​ y uvas. Tambien puede ser extraída de infusiones como el té.

Más recientemente, el equipo sintetizó diferentes variantes de la fisetina y encontró que una, llamada fisetina CMS121, revirtió con éxito la pérdida de memoria en un modelo de ratón de la enfermedad de Alzheimer hereditaria.

La nueva investigación también ha revelado que la fisetina CMS121 funciona cambiando la forma en que las células cerebrales metabolizan las moléculas de grasa conocidas como lípidos.

En el nuevo estudio, Maher y sus colegas probaron el efecto de la fisetina CMS121 en ratones que desarrollaron una dolencia equivalente a la enfermedad de Alzheimer.

El equipo de Maher dio a un subconjunto de ratones dosis diarias de fisetina CMS121 a partir de los 9 meses de edad (el equivalente a la edad mediana en las personas), y después de que los ratones ya hubieran comenzado a mostrar problemas de aprendizaje y de memoria. Esta cronología es equivalente a la típica del caso de un paciente humano que visita al médico por problemas cognitivos y que podría ser tratado.
 
Después de tres meses siguiendo el tratamiento con fisetina CMS121, a los 12 meses de edad, los ratones (tanto los tratados como los sin tratar) fueron sometidos a una serie de pruebas de memoria y comportamiento.

En ambos tipos de pruebas, los ratones con la dolencia equivalente al Mal de Alzheimer que habían recibido el fármaco obtuvieron resultados tan buenos como los de los animales sanos, mientras que los ratones con la enfermedad que no habían recibido el tratamiento obtuvieron resultados claramente peores.