icon

Reforzar la vitamina D para combatir el coronavirus

Las investigaciones demuestran el vínculo entre el riesgo de enfermar gravemente y este elemento obtenido por la exposición al sol y los alimentos.

Numerosas publicaciones científicas realizadas desde el inicio de la pandemia señalan una relación directa entre el riesgo de contraer coronavirus y la deficiencia de vitamina D. 

Este elemento se obtiene del sol y de ciertos alimentos (pescado, leche, huevos, champiñones). Participa en salud ósea a través de la regulación de los niveles de calcio y fósforo, y tiene un rol clave en el sistema inmune.

Según estas consideraciones, la Facultad de Medicina Azrieli de la Universidad de Bar-Ilan llevó a cabo un estudio para confirmar el vínculo entre ambas variables. 

El principal hallazgo fue la asociación entre un nivel bajo de vitamina D en plasma y la probabilidad de infección grave por COVID-19.

La investigación utilizó los datos de 782 pacientes con COVID-19 y 7.025 sin el virus. Además evidenció que la falta de este elemento vital aumenta las probabilidades de hospitalización por coronavirus.

Este descubrimiento está en línea con los resultados de múltiples estudios más llevados a cabo en diferentes países. Tal es el caso de la publicación de la Northwestern University que afirmó que "Los pacientes con deficiencia grave tienen el doble de probabilidades de experimentar complicaciones graves, incluida la muerte".