icon

En el casino de Trump se juega todo al 400

El presidente Donald Trump firmó 4 órdenes ejecutivas destinadas a ayudar a los estadounidenses a hacer frente a las consecuencias económicas de la pandemia, tras el colapso de las conversaciones con los demócratas sobre un paquete de rescate del Congreso. Trump aprobó una orden que renovaría parcialmente los beneficios por desempleo que estaban incluidos en un paquete de estímulo anterior que expiró el mes pasado. También firmó una orden que suspendería el impuesto sobre la nómina, algo que había querido hacer mucho antes de las recientes conversaciones con el Congreso. Las 2 últimas órdenes ejecutivas firmadas el sábado harían más difícil para los propietarios desalojar a los inquilinos que luchan por pagar el alquiler o las hipotecas, y aliviarían la carga de los estudiantes que tienen deudas relacionadas con la educación.

Era obvio que Donald Trump no podía aprobar el 'paquete' de asistencia propuesto por sus rivales electorales, los demócratas.

El presidente Donald Trump firmó el sábado 08/08 acciones ejecutivas destinadas a brindar ayuda para el coronavirus, incluida una que autoriza US$ 400 por semana en beneficios de desempleo adicionales, y el gobierno federal proporciona el 75% de esos fondos.

Trump dijo que pediría a los estados que paguen el otro 25%.

Un beneficio de desempleo semanal adicional de US$ 600, que había sido pagado por el gobierno federal, expiró el 31/07. Trump dijo que estaba reduciendo el beneficio de desempleo adicional para dar a los desempleados "un incentivo para volver a trabajar".

“Hubo dificultades con el número 600 porque fue un desincentivo”, dijo Trump. El número fue acordado por ambas partes en marzo como parte de la legislación de alivio del coronavirus, para llevar dinero a las personas rápidamente a medida que cierran las empresas.

Trump había amenazado con tomar medidas después de que el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin; y el jefe de gabinete de la Casa Blanca, Mark Meadows, no lograron llegar a un acuerdo con Nancy Pelosi, la presidenta demócrata de la Cámara; y Chuck Schumer, el principal demócrata del Senado, sobre los contornos de un paquete de rescate.

No a los demócratas

"Hemos manifestado en repetidas ocasiones nuestra voluntad de firmar una legislación de inmediato", dijo Trump en su campo de golf en Bedminster, Nueva Jersey. "Nancy Pelosi y Chuck Schumer han optado por mantener como rehén esta asistencia vital".

Es casi una obviedad que Trump no podía satisfacer la demanda de los demócratas porque son sus rivales para los comicios en 90 días.

La Casa Blanca y los demócratas han estado en desacuerdo durante días sobre cómo ayudar a los millones de estadounidenses que han perdido sus trabajos debido a la pandemia, ya que la tasa de desempleo se mantiene en 2 dígitos.

Trump no explicó cómo financiaría las renovadas prestaciones por desempleo y otras medidas, dado que el Congreso no ha llegado a ningún acuerdo para asignar más dinero para hacer frente a la pandemia y la crisis económica.

Los demócratas han estado presionando por un paquete de US$ 3,4 billones, similar a la Ley de Héroes que aprobaron en mayo. Los republicanos quieren gastar cerca de US$ 1 billón y acusan a sus rivales de intentar rescatar ciudades y estados controlados por los demócratas.

Aunque Trump se ha negado a considerar un paquete en cualquier lugar cercano al tamaño defendido por los demócratas, quiere implementar algo para reducir el desempleo mientras hace campaña para la reelección contra Joe Biden.

El empleo

Trump ha acusado a los demócratas de intentar bloquear los esfuerzos para aprobar un paquete de rescate en un intento por ayudar a su oponente. El departamento de trabajo dijo el viernes que la economía agregó 1,8 millón de empleos en julio, una fuerte desaceleración de los 4,8 millones creados en junio, mientras que la tasa de desempleo fue del 10,2%.

A muchos economistas les preocupa que el repunte económico sufra un revés tras la expiración de los beneficios por desempleo de US$ 600 a la semana que eran un componente crucial de la Ley de Cuidados de US$ 2,2 billones aprobada a fines de marzo.

Trump dijo que su orden sobre beneficios proporcionaría a los estadounidenses desempleados US$ 400 a la semana. Dijo que la suspensión del impuesto sobre la nómina se aplicaría a los contribuyentes que ganaron menos de US$ 100.000 anuales y duran todo el año.

"Esto significará mayores sueldos para las familias trabajadoras mientras corremos para producir una vacuna y erradicar el virus de China, de una vez por todas", dijo Trump antes de firmar las órdenes.

No hay V

A principios de año, Trump había apostado por una economía robusta que le diese un fuerte viento de cola de cara a las elecciones de noviembre. Pero la pandemia ha devastado la economía, y su pésimo manejo de la crisis ha ayudado a su rival, Joe Biden, a avanzar en las encuestas nacionales, aún en los Estados críticos.

A Trump también le preocupa que el reciente aumento en los casos de coronavirus en el sur y el oeste de Estados Unidos proporcionará un nuevo freno a la economía y evitará el surgimiento de la recuperación en forma de V que, según él, ocurriría en el tercer trimestre del año. antes de las elecciones.

Si bien Trump ordenó la suspensión del impuesto sobre la nómina, que se utiliza para financiar programas como la seguridad social, no estaba claro si la medida enfrentaría un desafío legal.

Los republicanos desconfían de alterar el impuesto, aunque algunos han dicho que el presidente tenía derecho a tomar la medida. Pero Chuck Grassley, un veterano legislador republicano de Iowa que preside el comité de finanzas del Senado, cuestionó esta semana si suspender el impuesto era legal.

Si bien la Casa Blanca y los demócratas permanecen en un punto muerto, los republicanos del Senado también están divididos sobre cuánto deberían comprometerse. Algunos republicanos que enfrentan duras luchas por la reelección en noviembre están más dispuestos a aprobar un paquete más grande, mientras que otros argumentan que Estados Unidos debe evitar inflar aún más su déficit fiscal.