icon

Fáciles, saludables, económicos y crocantes

De acuerdo a Reports Monitor, analizando el impacto del covid-19 en la industria alimentaria, "la industria de los chips horneados (Frito-Lay, Kettle Foods, Greendot Health Foods, Kelloggs, Popchips, Calbee, Snacks) ha sufrido un cierto impacto, pero aún mantuvo un crecimiento relativamente optimista, en los últimos 4 años". Pero ¿para qué comprar chips en el supermercado si se pueden hacer en casa, y más saludables?

Delicioso y práctico.

Si no son fritos, son mejores.

Chips con papas o patatas, batata o boniato, remolacha, zanahoria, brócoli.

Opción 1: a baja temperatura -50°C o 60°C- durante varias horas, con el horno ligeramente abierto para que se escape la humedad, y deshidratar los ingredientes. 

Opción 2: a 180°C o 190°C durante un periodo de tiempo 20 minutos o a 160°C durante 25 minutos. 

Esta última es la opción de la siguiente receta:

Comensales: 4.
Que los vegetales estén en remojo previamente, durante varias horas.

Ingredientes:
1 remolacha,
1 batata o boniato,
1 zanahoria,
1 papa o patata
Aceite de oliva,
Sal,
Especias y salsas al gusto.

Si hay posibilidad se puede sumar apio de campo o chirivía.
O calabaza.
O zapallito.
O repollo de Bruselas.

Elaboración:
Lavar bien las verduras. 
Usar un pelador de patatas o papas para cortarlas en tiras con un grosor ligeramente superior al de una papa frita de bolsa.
En una bandeja de horno, colocar papel vegetal. Sobre esta base poner la verdura de manera ordenada. 
Añadir unas gotas de aceite de oliva. 
Hornear unos 25 minutos a 170ºC.
Sacar la verdura cuando está crujiente y servir de inmediato en un plato con papel absorbente. 
Añadir sal al gusto. 

Tener previsto alguna salsa.
Puede ser agria (mezclando 200 ml de nata o crema líquida, el zumo de medio limón, sal y 2 cucharadas de vinagre blanco)
Evitar salsas industriales.
Evitar salsas muy frías.
Hummus y/o Babaganoush son opciones.

Estos chips pueden convertirse en una guarnición para otro tipo de recetas.
También en la base de otros platos como una tortilla que los tenga como principal ingrediente. 

Opción microondas:
Algunos prefieren utilizar este electrodoméstico para cocinar los chips. Se aconseja cortar en láminas los ingredientes, pintarlos con un poco de aceite de oliva, quizás agregar especias favoritas y una pizca de sal. Luego toda la mercadería va sobre un papel de horno del tamaño del plato del microondas -dejar algún milímetro de separación- máxima potencia durante 4 minutos. Si estivoera OK, luego dar la vuelta y 1 minuto más.

Opción deshidratadora:
Los hay más tecnológicos, que tienen un infrecuente electrodoméstico nada popular. En este caso, cortar los ingredientes muy finos, sazonar, distribuir en las bandejas, la máquina a funcionar a 60°C y, pasadas 5 horas, quizás ya se encuentren para servir. Las frutas pueden demorar 1 o 2 horas más.

Un dato final: La manzana es una fruta que aporta 20% del valor diario de fibra recomendado por los expertos, es rica en vitamina C, potasio, antioxidantes y es baja en calorías (una unidad aporta tan solo 130 calorías). No se entiende por qué motivo, algunas las pelan, arrojando a los residuos gran parte de la fibra y antioxidantes que posee.

La manzana es muy interesante para considerar entre los ingredientes alternativos para los chips vegetales. Marcan un contraste. Más que usar bananas o plátanos.

Otro dato final, por si utiliza los chips como acompañamiento del plato central. Luego, quizás llegue la hora del postre. De acuerdo a la consultora Sterling Rice Group, el 70% de los consumidores de productos de chocolate, los prefiere apadidos a frutos secos. 

Prevalecen las avellanas, las almendras y los pistachos. Buen provecho.