icon

Qué es la bipolaridad, el trastorno que sufre Kanye West

Varias celebridades han salido a hablar abiertamente sobre problemas de salud mental. El rapero tiene una condición que sólo mejora con medicación y deshaciendo estigmas. 

Hace tres años el rapero Kanye West recibió un diagnóstico de bipolaridad. Desde entonces ha hablado con cautela sobre el tema, hasta los últimos meses que lo admitió abiertamente.

El productor y esposo de Kim Kardashian tiene un largo historial con el trastorno, que lo ha llevado a un centro psiquiátrico en 2016 en medio de un escándalo por la cancelación de su gira.

Pero el contexto actual, en el que otros famosos como Selena Gómez, Demi Lovato y Zayn Malik hablan abiertamente de sus problemas de salud mental, llevó a los espectadores a preguntarse de qué trata la bipolaridad que aqueja al ganador de 21 Grammys.

Hace dos semanas Kardashian declaró en sus redes que "Como muchos de ustedes saben, Kanye tiene trastorno bipolar” y aclaró "cualquiera que lo tenga o que tenga un ser querido en su vida que lo padezca, sabe lo increíblemente complicado y doloroso que es de entender".

“Quienes entienden la salud mental o incluso el comportamiento compulsivo saben que la familia no puede hacer nada salvo que la persona sea menor”, agregó.

La condición mental afecta a varones y mujeres y, aunque se desconoce con precisión la causa, en gran parte se da por una configuración determinada del cerebro y predisposición genética.

La mayoría de las veces el diagnostico se recibe entre los 15 y 25 años tras observar cambios inusuales en el humor y conducta.

A grandes rasgos los individuos fluctúan entre periodos de felicidad extrema y mucha energía (manía) y periodos de depresión y poca actividad (depresión).

A pesar que los síntomas son cambiantes, el tratamiento es de por vida y consiste en la prescripción de medicamentos y psicoterapia.

En casos de abandonar los fármacos puede ocasionar problemas psicosociales como pérdida del trabajo, discusiones y hasta el suicidio.

En un porcentaje alto, los casos de bipolaridad aparecen con otras afecciones como la psicosis, trastornos de ansiedad, déficit de atención y trastornos de la alimentación.

Además el uso indebido de drogas y alcohol puede empeorar en sobremanera el estado del paciente.