icon

Lo ocurrido en 2 bares de Recoleta, una postal escandalosa en pandemia

El hecho se dio a conocer anoche en las redes sociales. Todavía hoy sigue siendo tendencia. Y es que, en el día en que hubo récord de contagios, trascendieron unas escandalosas imágenes de dos bares en Recoleta con gente aglomerada. Las reacciones fueron diversas. Hubo mucho cuestionamiento al comportamiento de los jóvenes, pero otros -hartos de la cuarentena- respaldaron a los dueños de los bares, y más atrás hasta culparon a Larreta. Echemos un vistazo a lo que sucedió.

Las redes sociales se llenaron de esta postal de uno de los bares de recoleta. Foto: Twitter

Mucho escándalo hay en torno a los bares que estaban repletos de gente anoche en Recoleta. Pero antes hay que aclarar un punto importante: La gente no estaba adentro del lugar.

Es por esta razón y porque los locales se encontraban en regla, que no fueron clausurados, como había trascendido en un principio.

Ahora bien, la polémica gira en torno a las cervecerías “Buller” y “Bartola”, y es que los clientes permanecieron consumiendo en la vereda que comparten los comercios, ubicados en Junín y Vicente López.

De ahí surgió el debate, sobre si las cervecerías fueron permisivas o la irresponsabilidad fue de los clientes. Y vamos más allá, porque hasta culparon a la administración de Horacio Rodríguez Larreta por permitir tan episodio.

Mientras el debate iba creciendo junto a imágenes donde se veía la aglomeración, justo en el día con más contagios de coronavirus en el país, efectivos de la Policía de la Ciudad y personal de la Agencia Gubernamental de Control (AGC) se acercaron a los bares.

Y ¿qué ocurrió luego? 

En diálogo con Animales Sueltos, el vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, explicó: "Se les hicieron unas infracciones a los dueños del local pero la Agencia de Control de la Ciudad no los clausuró al final", explicaron desde el gobierno porteño.

Además,  si bien habló de “entender las necesidades y cuidar a cada uno de los comercios y de las pymes”, sostuvo que “estamos en un momento de mucha responsabilidad y mucho trabajo colectivo”.

Sobre qué sucedió con las personas que estaban aglomeradas en las cevecerías, Santilli respondió: ”Se pide que vuelva cada uno a su domicilio y si no se tiene que aplicar una multa”.