icon

De reyes y dueños del azúcar: Pepe Fanjul y Juan Carlos I, una amistad de antepasados

Pepe Fanjul y el Rey Juan Carlos I -que abdicó en 2014 para darle lugar a su hijo- se encuentran en República Dominicana. Precisamente por que Pepe lo invitó a hospedarlo luego de que la situación en España para Juan Carlos se tornara un tanto tensa por diferentes cuestiones de corrupción que fueron saliendo a la luz. Su historia de amistad se remonta a décadas atrás pues la hermana de la abuela de Pepe Fanjul, Edelmira Sampedro, estuvo casada con Alfonso Borbón y Battenberg, hijo mayor de Alfonso XIII, el abuelo de Don Juan Carlos. De ahí la relación como si fueran hermanos. 


Los Fanjul son una familia de descendientes españoles que emigraron a Cuba e hicieron fortuna con la caña de azúcar. Los antepasados de Pepe Fanjul no tardaron en convertirse en una de las familias más ricas y poderosas, observemos a continuación.

Además de la casa principal tres bungalows, el complejo cuenta con más de 12 villas, además de tres campos de golf, un centro ecuestre y una playa privada. Entre las celebrities que han estado alojadas en Casa de Campo se encontrarían Beyonce y Jay-Z, Óscar de la Renta, las Kardashians y hasta el mismísimo Michael Jordan.

Pepe Fanjul junto a su esposa Emilia Fanjul.

En 1959 todo cambió para la familia con la revolución castrista. Se quedaron sin las plantaciones y tuvieron que hacer las maletas para instalarse en Miami, pero siguieron sus negocios en Florida y en República Dominicana. Reconstruyeron su imperio bajo el nombre Fanjul Corp, que es propiedad de Pepe y sus tres hermanos: Alfonso -más conocido como Alfy-, Alexander y Andrés. Esta es una de las más importantes del mundo. 

De hecho se dice que dos de cada tres cucharadas de azúcar consumidas en USA provienen del grupo Fanjul. Con el tiempo, la familia también ha invertido en el sector inmobiliario y turístico.

Aunque Pepe Fanjul y su esposa, un matrimonio de lo más discreto, residen en Miami cuentan con importantes propiedades en la República Dominicana que lo más probable es que alguna de ellas se haya convertido en el refugio del Rey Juan Carlos, al menos por un tiempo. Entre ellas se encontraría la llamada Casa de Campo, un resort de lujo de cerca de 3.000 hectáreas al que suelen acudir famosos de todo el mundo.