icon

Curioso que en Caracas vendan artículos infantiles con velo islámico

Primero enviaron 5 buques con combustibles y, semanas después, un buque cargado de alimentos para inaugurar el 1er. supermercado iraní en Venezuela: "Megasis", enclavado en una urbanización de clase media bordeada por la imponente montaña del Ávila, y con una panorámica de la empobrecida favela de Petare, en Caracas. Issa Rezaei

Contador público Issa Rezaei, un gerente del holding empresarial de las Fuerzas Armadas iraníes, el poder que sostiene la teocracia chií.

Issa Rezael, ex directivo de varias compañías que pertenecen al ejército de Irán, es el N°1 de Etka, la empresa propietaria del hipermercado Megasis, en Caracas.  

Ex director de Mehr Iranian Investment Company, miembro del directorio de Irán Tractor Manufacturing Company, de Iran Mines Development Company, de Marine Tidewatersa Rezaei y CEO de Kowsar Credit Institution -352 sucursales en Irán- prometió “aumentar las exportaciones no petroleras de Irán”.

Megasis tiene 700 bocas de expendio en Irán.  

Según la web El Cooperante, el contador público Issa es "discreto, muy religioso", que logró un éxito en Kowsar con estrategias tales como, cuando lanzó la tarjeta de crédito Kowsar anunció que "todas las niñas que nazcan este mes y cuyo  nombre sea Kowsar en su documento de identidad, se le abrirá una cuentas por US$ 50 dólares". 

Después llegó la conducción de Organización Etka Chain Stores Company, controlada por las fuerzas armadas de Irán. 

El establecimiento se encuentra en Terrazas del Ávila, municipio Sucre, (Gran Caracas) y es la misma sede que le perteneció a la cadena franco-colombiana Éxito, que luego de ser expropiada en 2010 por el gobierno del fallecido presidente Hugo Chávez se convirtió en un Abastos Bicentenario, que posteriormente fue una tienda Clap, propiedad de Álex Saab, supuesto testaferro de Maduro.  

Chávez Frías

Hugo Chávez Frías fue quien inició y consolidó el vínculo Caracas / Teherán, que coincide en graves problemas con USA que les impide, tanto a Venezuela como Irán, comercializar su petróleo en el mercado global, un gravísimo problema por el hidrocarburo en el mapa de sus recursos productivos.

Megasis, inaugurado el 30/07/2020, enclavado en una urbanización de clase media bordeada por la imponente montaña del Ávila, y con una panorámica de la empobrecida favela de Petare, es propiedad de Etka, un consorcio operado por el Ministerio de Defensa iraní.

El galpón, de unos 20.000 m2, pertenecía a la cadena de hipermercados franco-colombiana Éxito, expropiada en 2010 por orden del fallecido Chávez Frías.

Grupo Éxito nació en Colombia, en 1905 con la marca Carulla y desde 1999 su accionista mayoritario es el grupo francés Casino. En Uruguay tiene las marcas Disco, Devoto y Geant, y en la Argentina la marca Libertad.

Ya en manos del Gobierno venezolano pasó a llamarse Abastos Bicentenario, y en 2016, Tiendas CLAP, como parte de un programa para distribuir alimentos subsidiados a familias pobres.

El colombiano amigo de Nicolás Maduro hoy día detenido en el territorio insular Cabo Verde, Alex Saab, precisamente participó del proyecto CLAP.

Reforzar vínculos

El viceministro para Asia, Medio Oriente y Oceanía del Ministerio, Rubén Darío Molina, aseguró que la República Bolivariana de Venezuela y la República Islámica de Irán seguirán fortaleciendo su intercambio comercial y cooperación bilateral en todos los ámbitos.

A HispanTV, Molina le dijo que la puesta en marcha del Megasis en Caracas es un paso importante para el desarrollo de los nexos comerciales entre ambos países.

Vendedor de humo el Sr. Molina: es apenas 1 boca de expendio, cuyo reaprovisionamiento futuro depende de que USA deje ingresar el próximo buque que envíen desde Teherán. Calma, Molina.

El viceministro cuestionó las acusaciones del The Wall Street Journal contra Issa Rezai como administrador de los militares iranies: “Ellos utilizan la mentira para confundir. No nos hemos confundido. Tenemos derecho a tener nuestra empresa, nuestra industria y tenemos derecho a nuestro propio desarrollo”.

Dólar clandestino

Dentro de Megasis -8 largos y amplios pasillos, productos llegados el 21/06 en el buque Golsan-, los clientes encuentran productos iraníes, pero también hay "Made in America", pese al enojo de Teherán con Washington DC.

De todos modos, al menos por ahora, no alcanza la diversidad que tuvo en sus días Éxito.

Los productos está rotulados con letras persas y marcados en dólares. Los dueños del Megasis aceptan divisas y si se paga en bolívares, consideran el precio según el mercado paralelo (@enparalelovzla, en Instagram), ignorando las directrices del régimen de Nicolás Maduro, de establecer precios de acuerdo a la tasa de cambio del Banco Central de Venezuela. Además, no aceptan petros (la cibermoneda gubernamental).

En el supermercado hay arroz Mary, harina PAN y margarina Mavesa, Quaker, Rikesa, MiGurt, fabricados por la privada Polar pero la distribución es gubernamental. Avena Avelina, mantequilla Torondoy, vinagre La Yaya, sal Celestial, chucherías Munchy y maíz para cotufas Pantera.

También productos de la estatizada Lácteos Los Andes, en dólares. 

El kilo de leche en polvo completa, US$ 5,92 y el kilo de leche descremada US$ 6,37.

Sin embargo, apenas 15% de los productos en los anaqueles son hechos en Venezuela: desde zapatos hasta tractores.  

Pero luego abundan marcas iraníes todavía desconocidas y artículos infrecuentes en Venezuela, tales como la mermelada de zanahoria, aunque hay que destacar que la dieta siempre es posible ampliar.

Precios

En las góndolas predominan los artículos de plástico. Uno de los rubros interesantes es el de los neumáticos que, según algunos concurrentes, tenían precios interesantes respecto de los equivalentes en otros lugares de Caracas.

Un microondas digital Black & Decker, US$ 128,09. Una licuadora Black & Decker de 2 velocidades con vaso de vidrio, US$ 34,48.

Una lata de 800 gr de pasta de tomate concentrado de marca iraní Delnoosh, US$ 2,32 sin IVA; un suavizante de 1 kilo US$ 1,84; un jabón líquido cremoso para las manos de 350 gr US$ 1,41.

El tipo de cambio que utilizan las cajeras de Megasis para cobrar es el que fija el mercado paralelo, publicado en la cuenta de Instagram @enparalelovzla.

Por ejemplo, varios cronistas que visitaron los escaparates, afirman que hay artículos infantiles con motivos de niñas con velo islámico (hiyab). ¿...?

El diario estadounidense The Wall Street Journal identificó como cabeza del conglomerado Etka al empresario iraní Issa Rezaie.

"Los iraníes están compitiendo de manera desleal, pues muchos de los productos que están trayendo no están pagando aranceles de importación", dicen esos competidores posibles.