icon

Prevenir el cáncer de piel con la alimentación

Una investigación observó tres dietas diferentes y concluyó cuáles son mejores para disminuir el riesgo de contraer carcinoma.

Aunque el cáncer es una enfermedad causada por múltiples factores, ya sean hereditarios, ambientales, fisiológicos, entre otros, la alimentación tiene un papel protagónico.

Un estudio analizó 22.492 personas con antecedentes de cáncer de piel y de exposición solar según sus patrones alimenticios: dieta mediterránea, DASH (Dietary Approaches to Stop Hypertension) o vegetariana.

Particularmente buscaron las relaciones con el carcinoma basocelular, que es el más frecuente y cada año aumenta su incidencia en un 10%.

En conclusión, se observó que el riesgo de enfermar disminuyó:

-  Un 72% para quienes tenían una dieta mediterránea

-  Un 68% en los que seguían una dieta DASH

- Y en vegetarianos no se encontró asociación

Aparentemente la vitamina D y el calcio de los lácteos son determinantes ya que están implicados en la producción de queratinocitos cuya función es colaborar en el crecimiento de las células epiteliales.

No obstante, los propios investigadores concluyeron que se requieren más investigaciones para confirmar la relación.

Lo que sí señalaron con certeza es que las frutas, verduras, especias y granos son potentes anti cancerígenos: gracias a la fibra, vitamina C, E, el carotenoide, selenio y los fitoquímicos.