icon

Beirut de luto: 300.000 sin vivienda, arresto de inspectores y llega Macron

Hasta 300.000 personas en Beirut se han quedado sin hogar después de la explosión que arrasó el martes 04/08 una gran parte de la capital libanesa, dijo el gobernador de la ciudad, Marwan Abboud. Líbano es una ex colonia francesa que tuvo días esplendorosos como centro financiero de Medio Oriente, antes de las guerras étnico-religiosas y el conflicto entre Israel y palestinos. Para colmo, luego llegó la guerra sin tregua entre Israel y los pro iraníes de Hezbollah. El presidente francés, Emmanuel Macron, anunció que irá a Beirut, y con 2 aviones cargados de socorristas franceses y ayuda aterrizarán el miércoles 05/08.

El nitrato de amonio es una sustancia cristalina inodora utilizada como fertilizante pero que, cuando se combina con fuelóleos, crea un potente explosivo ampliamente utilizado en la industria de la construcción, y también por grupos armados como los talibanes para dispositivos explosivos improvisados.

Imagen de Al Jazeera de la destrucción provocada en Beirut por la explosión.

La imagen es dramática y demuestra el alcance de la explosión: detrás del puerto había un barrio muy frecuentado por turistas, con negocios y viviendas tradicionales. Ahora, escombros.

La oficina de la Presidencia de Francia le informó a la agencia The Associated Press que el jefe de Estado, Emmanuel Macrón, viaja a Beirut para reunirse con los líderes políticos libaneses, pero no proporcionó más detalles. 

Líbano es un antiguo protectorado francés y ambos países mantienen estrechos lazos políticos y económicos. 

Mientras tanto, la Unión Europea dijo que envía más de 100 bomberos con vehículos, perros rastreadores y equipos diseñados para encontrar personas atrapadas en áreas urbanas.

República Checa, Francia, Alemania, Grecia, Polonia y Países Bajos participan en el esfuerzo y se espera que otros países se unan.

Qatar comenzó a enviar hospitales de campaña y asistencia médica a Beirut, según los corresponsales de AFP, para aliviar la presión sobre el tenso sistema médico de Líbano después de las devastadoras explosiones del día anterior.

Los equipos en la base aérea de Al-Udeid de Qatar cargaron camas plegables, generadores y hojas quemadas en un avión de carga C17 de la Fuerza Aérea Emiri, que posteriormente despegó hacia el Líbano.

Detenciones

En Beirut el gabinete declaró el estado de emergencia. 

El gabinete decidió el arresto domiciliario preventivo de todos los funcionarios portuarios que supervisaron el almacenamiento y la vigilancia desde 2014.

El Consejo de Defensa Nacional ¿ha declarado a Beirut una zona de desastre.

El presidente Michel Aoun ha anunciado que liberará 100.000 millones de liras libanesas (US$ 66 millones) de fondos de emergencia.

Líbano, en default financiero, se encuentra en medio de una enorme crisis económica y sus hospitales ya están abrumados por la pandemia de coronavirus.

El gobernador de la ciudad, Marwan Abboud, dijo que hasta 300.000 personas han perdido sus hogares y que se está intentando brindarles alimentos, agua y refugio.

Las autoridades relacionaron la explosión con unas 2.750 toneladas de nitrato de amonio confiscado que se almacenaron en un almacén en el puerto durante 6 años, confiscado de un barco inseguro que en 2013 estaba transportando la carga a Mozambique.

El puerto de Beirut es una puerta de entrada al tráfico del Mar Mediterráneo, así como a las rutas que van a Siria, Jordania e Irak.

El nitrato de amonio es una sustancia cristalina inodora utilizada como fertilizante pero que, cuando se combina con fuelóleos, crea un potente explosivo ampliamente utilizado en la industria de la construcción, y también por grupos armados como los talibanes para dispositivos explosivos improvisados.

Esto fue lo que sucedió a las 15:00 GMT del martes 04/08.

Los sismólogos midieron el evento como el equivalente a un terremoto de magnitud 3,3 pero en superficie, que es más grave que cuando ocurre en profundidad.

Hezbollah

Acerca del uso de sustancias químicas y un intento de volcar sospechas contra sus enemigos, los israelíes recordaron que, en el pasado, el líder de Hezbollah, Hassan Nasrallah, amenazó con destruir Israel con una explosión masiva en el puerto de Haifa usando tanques de amoníaco. 

Hay documentación de que Nasrallah, en 2017, habló de hacer explotar un barco cargado de amoníaco en Haifa, y seguramente esto provocará prevenciones de parte de Israel.

Antes, en 2009, Hezbolá supuestamente trató de adquirir nitrato de amonio a través de Siria, e intentó infiltrarse en el Ministerio de Agricultura en el Líbano para hacerlo, según cables diplomáticos filtrados.

Pero el depósito en Beirut no estaba bajo control de Hezbolá pese a la influencia que tiene en Líbano.