icon

No es el Día X pero sí El Día de la Libertad

Sábado 01/08 contra la cuarentena, el distanciamiento social y los tapabocas, en Alemania. La convocatoria se llamó "El fin de la pandemía: El día de la libertad". Sucede que las autoridades sanitarias han vuelto a considerar restricciones ante un regreso de los contagios en Alemania. La movilización, con carteles "Corona (N. de la R.: virus), falsa alarma", "Nos obligan a llevar un bozal" y "Defensa natural en lugar de vacunación"; y consignas tales como: "Estamos aquí y somos ruidosos porque nos están robando nuestra libertad") fue convocada por grupos de extrema derecha. Y coincide con la denuncia que células de extrema derecha se estaban preparando para el Día X.

Vista aérea de la marcha que se preparaba en Tiepark, Berlín, el sábado 01/08/2020 contra el aislamiento social.

La policía alemana bloqueó el inicio de la marcha, para que no pudiera desplazarse.

El afiche reclama por el día de la libertad, contra los barbijos y las restricciones sociales.

Las protestas contra las restricciones atrajeron a muchos alemanes desde todo el país, incluyendo conspiracionistas, populistas de extrema derecha y también grupos neonazis, que participan de las convocatorias de "Pensamiento Lateral 711”, el grupo que organiza las convocatorias.

Por supuesto que había pequeños comerciantes descontentos con las restricciones que acusan que atenta contra el derecho a la libertad de movimientos, que ellos dicen que impacta en sus ventas en forma negativa.

Pero sorprendió los afiches contra Bill Gates, a quien, por alguna razón, han apuntado todos los grupos anti aislamiento social en Europa.

Y Bill Gates precisamente fue mencionado como 'culpable' del Orden a modificar en el Día X por el grupo extremista alemán Nordkreuz  o Northern Cross, que investigó The New York Times. 

Evidentemente Gates ha reemplazado a George Soros como paradigma del enemigo de diversos grupos conspiranoicos.

aha regel dere freiheit: aufwacher hinterfragen absetzen der maske & der regherung

La gestión del covid-19 que hizo Alemania ha sido considerada un éxito relativo, con una tasa de fallecidos más baja que la de otras naciones. 

Al terminar abril, Alemania comenzó a aliviar la cuarentena a finales de abril, pero mantiene las normas de distanciamiento social, y es obligatorio llevar mascarilla / tapabocas en el transporte público y al ingresar a los locales comerciales.

Cuando la movilización estaba comenzado en el berlinés parque Tierpark, cerca del Parlamento, ya con 17.000 personas según la policía, las autoridades de Berlín decidieron prohibirla porque no se respetaban las reglas de uso de mascarilla y distanciamiento social. 

La protesta fue auto titulada "El fin de la pandemia: día de la libertad”, y reclamaba iniciar la "resistencia”, con consignas a viva voz que decían que "la mayor teoría conspirativa es la pandemia del coronavirus”.

La policía de Berlín se encuentra en alerta porque abundan no sólo las movilizaciones sino también las fiestas "espontáneas", con miles de participantes. 

Esto es curioso porque Alemania es considerada a nivel mundial como un ejemplo en el control de la pandemia, con una baja tasa de mortalidad. 

Nordkreuz

En medio de esto, la investigación sobre el día de exterminio de simpatizantes de inmigrantes, llamado Día X, por un grupo llamado Nordkreuz, algunos de cuyos integrantes han sido condenados pero, según Katrin Bennhold, del The New York Times, son penas mínimas, escandalosas por lo leves.

Los integrantes de Nordkreuz, o Northern Cross, negaron haber planificado matar a alguien pero los investigadores dijeron que el grupo, cuando llegara el Día X, reuniría a enemigos políticos y a quienes defienden a migrantes y refugiados, los pondría en camiones y los llevaría a un lugar secreto donde los matarían.

El tribunal parece no haberlo considerado al imponer su sentencia pero los fiscales, que iniciaron su tarea a mediados de 2017, hablan inclusive de una red de chat encriptado, a escala nacional, para soldados, policías y simpatizantes de extrema derecha, donde se acumulan teorias e ideas descabelladas.

En 2020 apenas 2 de los 30 miembros verificados de Nordkreuz, fueron investigados por el fiscal federal bajo sospecha de conspirar contra el terrorismo.

¿Pueden aquellas redes iniciadas en 2015, cuando llegaban inmigrantes desde Siria, Irak y Afganistán, vincularse ahora contra el aislamiento social en la pandemia? Esta es la hipótesis que investigan privados, no las autoridades.

En general estos grupos hacen su propio entrenamiento paramilitar y tienen organizaciones muy estructuradas, quedando por resolver cuándo sería el Día X, y si el enojo por covid-19 puede afectar el calendario conspiranoico.