icon

Monopoly feroz entre China, USA, India, Pakistán, Afganistán e Irán

La rivalidad entre Beijing y Washington DC se ha extendido a Afganistán para construir corredores que unan Asia Central, Asia Meridional y Oriente Medio. Otros países / mercados que buscan definir sus vínculos son Irán, India y Pakistán.

El mapa ayuda a comprender el área en conflicto en el nuevo round entre China y USA.

Pese al Pentágono, USA retirada sus tropas de Afganistán. Ahora la cuestión es en qué órbita quedará Kabul. Para ambos es muy importante Afganistán porque le permitiría consolidar corredores de comercio y energía que unen Asia Central con Asia Meridional y Oriente Medio, escribió Tom Hussain en el diario South China Morning Post.

A China no le conviene un acuerdo de paz entre USA y el Talibán.

La intensidad de esta competencia es notable desde que las tropas chinas e indias se enfrentaron en la región de Ladakh de la disputada Cachemira, a mediados de junio. Para colmo, han estado trasladando más tropas hacia la frontera donde rige una tregua.

USA aprovechó la situación para presentar un compromiso diplomático y de seguridad con India, que está en BRICS (Brasil Rusia India China Sudáfrica) pero ahora evalúa integrar un cuadrado con USA, Japón y Australia, que resulte una barrera para la expansión de China.

Mientras tanto, China se prepara a firmar un Acuerdo de Cooperación Estratégica con Iran, por 25 años que, en teoría, podría eclipsar el Corredor Económico China-Pakistán (CPEC) de US$ 60.000 millones, el programa más grande en la Iniciativa de la Franja y la Ruta.

Hay nuevos enfoques y realineaciones en el continente donde la economía se mantiene más activa, Asia.

USA tiene en Afganistán a Zalmay Khalilzad, su representante especial, que realizó una gira con Adam Boehler, director ejecutivo de la Corporación Internacional de Finanzas para el Desarrollo estadounidense.

De paso, ambos recordaron a los afganos que la financiación que propone la nueva Ruta de la Seda es una "trampa de deuda".

Khalilzad y Boheler visitaron, en Catar, al Talibán; en el territorio a los cancilleres de Pakistán y Afganistán, y de 5 repúblicas de Asia Central, en Tashkent, donde Khalilzad propuso que USA cofinancie un proyecto ferroviario para unir Uzbekistán y Pakistán, a través de Afganistán. De alguna manera también se podría involucrar a India en esa trama.

Si USA lo concretara sería un rudo golpe a China, que desde hace tiempo anhela concretar ese proyecto.

China está rehabilitando la red ferroviaria de Pakistán, por US$ 7.200 millones.

En Tashkent, Khalilzad también ofreció participar de un eventual gasoducto Turkmenistán-Afganistán-Pakistán-India (TAPI).

Turkmenistán es el origen del 27 de las importaciones de gas natural de China. 

Beijing ha expresado su interés en unirse a TAPI, pero Washington DC, que anda con el proyecto desde 1990, lo impidió.

El 27/07, en una videoconferencia con ministros de Nepal, Afganistán y Pakistán, el canciller de China, Wang Yi, propuso ampliar su cooperación en la pandemia para establecer un "corredor verde".

También mencionó un corredor multimodal trans-Himalaya (para integrar a Nepal en el plan de carreteras a través de Tíbet, Xinjiang y Gwadar) y la extensión del CPEC a Afganistán (CPEC son las siglas en inglés de Corredor Económico China-Pakistán).

De concretarlo, reducirá la presencia histórica de India en Nepal.

China ha decidido respaldar la propuesta de Pakistán de extender el CPEC a Afganistán, para impedir el despliegue de India.

Pero Khalilzad habló en Islamabad para reducir el CPEC a cambio de ampliar la participación de USA en Pakistán pero habría que permitir la incorporación de India. Ya se sabe que India y Pakistán se llevan mal, y están en guerra en Cachemira. India y Pakistán, ambos con poder nuclear, no dialogan desde agosto 2019.

China se preocupó con la presencia de Khalilzad pero Pakistán le ratificado su confianza a Beijing, en diálogo telefónico del canciller Shah Mahmood Qureshi, horas después que Khalilzad dejó Islamabad. Y el 1er. ministro Imran Khan declaró que el CPEC será realizado.

Islamabad ha reabierto todos sus cruces fronterizos con Afganistán, interrumpidos por la pandemia, facilitando contenedores desde Gwadar.

Sin embargo, Pakistán decidió no utilizar la plataforma CPEC para financiar las mejoras de las carreteras que conectan su red nacional de autopistas con los cruces fronterizos en Chaman y Torkham, a través de los cuales se realiza el comercio con Afganistán.

El Banco Mundial está financiando la nueva autopista desde Peshawar -a través del histórico paso de Khyber- a Torkham, en Afganistán como un proyecto de construcción-operación-transferencia (BOT, Build Operate and Transfer). 

Desde Torkham, se conectaría a Kabul a través de Jalalabad.

En Pakistán, fue licitada en similar BOT la actualización de la carretera de Chaman a la ciudad portuaria de Karachi, donde Hutchison Ports, de Hong Kong, opera terminales de contenedores.

Chaman está conectado por carretera con Kandahar, en el sur de Afganistán, y es cercana a Quetta, la sede administrativa de la provincia de Baluchistán, donde se encuentra el puerto de Gwadar.

Pero Pakistán podría no avanzar en la conectividad terrestre de Gwadar y Xinjiang.

USA y China fueron, en un tiempo, aliados en Pakistán. Esto es pasado, en el marco de la 'guerra fría' vigente, y desequilibró todo el área.

Islamabad observa con gran interés las negociaciones entre Beijing y Teherán porque cree que ayudaría a la estabilidad regional y la conectividad.

Un borrador 'filtrado' del acuerdo incluye 25 años de exportación de gas natural y electricidad iraníes al puerto de Gwadar y al resto de Pakistán.

China e Irán se han acercado, con la bendición de Rusia, porque los 3 soportan sanciones de USA.

Si en marzo 2021 se firma el acuerdo China / Irán, que incluye a Pakistán, será un problema para India, que tenía comprometido hacerse cargo de la infraestructura de Irán. Pero a Teherán no le agrada el giro diplomático de Nueva Delhi.

Irán ha sido muy crítico con la represión india de la población musulmana de Cachemira desde agosto 2019.

Irán le reprocha a India que no invirtió gran cosa en el proyecto puerto de Chabahar.

Las saciones de USA a Irán dificultan la mayoría de las transacciones con Irán. Es posible que India lo haya evaluado.