icon

Ya que estamos con los veganos: Costillas agridulces con huesos de hierba de limón

Consejo de quien redactó la receta, Joni Marie Newman (quien la tomó del libro 'Fusion Food in the Vegan Kitchen' o 'Cocina fusion en la cocina vegana'): Son costillas veganas con un secreto: los trozos de hierba de limón o citronela utilizada para los "huesos" le dan un aroma fresco y cítrico al seitán, mientras que la salsa agridulce de vinagre dulce agrega un toque de sabor. 

Algunos no encuentran la diferencia... excepto en el colesterol, la digestión y la salud, que no es poco.

La hierba de limón o citronela es una planta aromática procedente de la India que se cosecha a pleno sol y cuya apariencia recuerda a la de otros alimentos de sobra conocidos en nuestro país, como el puerro o el ajo tierno.

Para la salsa agridulce:
2 tazas de jugo de piña
1/4 taza de salsa de tomate 
2 cucharadas de salsa de soja
2 cucharadas de jugo de limón
1 cucharada de vinagre de vino de arroz
1 cucharada de salsa Sriracha (salsa picante originaria de Tailandia que se elabora con chiles o pimiento picante rojos, ajo, vinagre, azúcar y sal)
1 cucharadita de hojuelas de pimiento rojo
1/4 taza de maicena mezclada con 1/2 taza de agua fría

Para las costillas:
3 tazas de harina vital de gluten de trigo
1/2 taza de harina integral de hojaldre
1/4 taza de levadura nutricional
1/4 cucharadita de hojuelas de pimiento rojo
1/4 cucharadita de sal
1 taza de cebolla amarilla/blanca picada
1/2 taza de cebolla verde picada
1 cucharada de ajo picado
2 tazas de salsa agridulce, dividida
1 taza de agua
1/4 taza salsa de soja
2 cucharadas de aceite de oliva
2 cucharadas de salsa de tomate
2 cucharadas de aceite de sésamo
1 cucharada de mostaza Dijon (se puede hacer en casa)
1 cucharadita de Sriracha
1/2 cucharadita de humo líquido
5 tallos de hierba de limón (si no se consigue hay reemplazos)

En la cocina:
Para la salsa agridulce, en una olla, agregue todos los ingredientes, excepto la mezcla de la maicena, mezcle y hierva. 
Reduzca el fuego a fuego lento y cocine por 10 minutos. 
Agregue la lechada y retire del fuego. 
Revuelva para espesar. 
Mantener caliente hasta el momento de usar.

Para las costillas, forrar una bandeja para hornear con papel pergamino. En un tazón grande, combinar harina vital de gluten de trigo, harina integral de hojaldre, levadura nutricional, hojuelas de pimiento rojo, sal, cebolla amarilla, cebolla verde y ajo.

En un recipiente aparte, batir 1 taza de salsa agridulce, agua, salsa de soja, aceite de oliva, salsa de tomate, aceite de sésamo, mostaza picante, Sriracha y humo líquido. Agregar la mezcla húmeda para secar y combine. Amasar hasta que se forme una masa elástica. Algunas cebollas se caerán, ¿tiene reemplazo? 

Dejar reposar la masa durante 20 minutos.
Dividir la masa en 4 partes iguales. 
Aplanar las piezas en forma rectangular (la masa seguirá siendo muy elástica, lo que lo hace un poco difícil, pero esto es normal) y colocar en una bandeja para hornear. 
Dejar descansar por 20 minutos adicionales.
Retirar las capas externas de la hierba de limón y corte los tallos en 4 partes iguales para un total de 20 "huesos".

Precalentar el horno a 350 grados. 
Reformar cualquier masa que se haya expandido nuevamente en rectángulos.
Empujar 5 tallos de hierba de limón o citronela a través de cada trozo de masa, a una distancia de aproximadamente 2,5 centímetros (1 pulgada). 
Repetir hasta que las 4 costillas tengan 5 "huesos". 
Cepillar cada costilla generosamente con la taza restante de salsa agridulce en ambos lados. 
Espolvorear las cebollas reservadas sobre las costillas.
Cubrir la sartén, sin apretar, con papel de aluminio para crear una carpa de vapor. 
Hornear por 1 hora. Después, retirar del horno, voltear, cepillar otra capa generosa de salsa y regrese al horno por 30 minutos más, sin tapar. 
Retirar del horno y aplicar una capa final de salsa antes de servir.