icon

Nada golpea más a una empresa que un avión quieto

Boeing informó una pérdida de US$ 2.4 mil millones en el segundo trimestre debido a la quietud de su jet 737 Max y la pandemia de coronavirus, que se espera que disminuya los viajes de las aerolíneas incluso más de lo previsto.

La compañía dijo hoy 29/7 que los ingresos cayeron un 25%, lo que es aún peor de lo que los analistas esperaban.

El Boeing 737 MAX despegando.

Los resultados habrían sido peores para la compañía de Chicago si no hubiera sido por su negocio de defensa y espacio, que depende de los contratos con los gobiernos y ha estado aislado en gran medida de la pandemia.

La pandemia de Covid-19 ha desencadenado una caída en los viajes aéreos que ha matado el apetito de las aerolíneas por nuevos aviones. En lo que va del año, Boeing ha registrado 59 pedidos pero también 382 cancelaciones, principalmente del 737 Max. Otros 323 pedidos, también principalmente para aviones Max, se eliminaron de la cartera de pedidos de Boeing debido a la incertidumbre sobre los acuerdos que se estaban llevando a cabo.

El informe de Boeing se produjo un día después de que un grupo comercial de la industria de las aerolíneas dijo que los viajes aéreos no recuperarán los niveles previos a la pandemia hasta al menos 2024, un año más que su pronóstico anterior. La Asociación Internacional de Transporte Aéreo citó la incapacidad de los Estados Unidos y los países en desarrollo para contener el nuevo coronavirus.

Para Boeing, la pandemia ha agravado los problemas que comenzaron con su avión 737 Max, que sigue en tierra luego de dos accidentes que mataron a 346 personas.