icon

GM presentó un segundo trimestre con fuertes pérdidas y grandes esperanzas a futuro

A pesar de que General Motors pudo reabrir sus fábricas estadounidenses durante la última mitad del segundo trimestre, la compañía aún perdió US$ 806 millones en el período abril-junio.

El fabricante de automóviles de Detroit tuvo que cerrar sus plantas del 18 de marzo al 18 de mayo debido al coronavirus, pero la producción no se reanudó lo suficientemente rápido como para detener las pérdidas.

General Motors informa fuertes pérdidas en el segundo trimestre.

GM cuenta los ingresos cuando se envían vehículos desde sus fábricas, por lo que recibió poco dinero durante siete semanas entre abril y mayo.

La compañía reportó una pérdida de 50 centavos por acción, excluyendo artículos únicos. Eso fue mejor de lo que Wall Street esperaba, ya que los analistas encuestados por FactSet predicen una pérdida de US$ 1.77 por acción.

Los ingresos se redujeron a la mitad a US$ 16,78 mil millones, y eso también superó las estimaciones.

La compañía quemó más de US$ 9 mil millones durante el trimestre, incluidos los gastos en operaciones y capital.

Las ventas en USA, el mercado más lucrativo de GM, cayeron un 34% durante el trimestre, a pesar de que los ejecutivos dijeron que hay una demanda acumulada de vehículos, especialmente camionetas. GM ha puesto muchas de sus plantas de camiones en tres turnos mientras trata de compensar la pérdida de producción.

Aún así, el director financiero Dhivya Suryadevara dijo que la compañía casi alcanzó ganancias de equilibrio antes de los impuestos, incluso en un trimestre difícil.

"Estos resultados ilustran la resistencia y el poder de ganancias del negocio a medida que hacemos las inversiones críticas necesarias para nuestro futuro", dijo Suryadevara en una declaración preparada.