icon

Entre US$ 4 y US$ 30 por dosis, mucha dispersión en el precio de la vacuna

Varias de las vacunas contra covid-19 están muy adelantadas en su desarrollo, saltando etapas en forma vertiginosa. Entre las que se encuentran más cerca de llegar a una venta al público ahora comienza a debatirse a qué precio. Se observa una gran dispersión. Probablemente unos y otros tengan que ajustar sus previsiones aunque también habrá que ver qué ventajas tienen unas vacunas sobre otras, y así buscar un equilibrio precio / calidad.

El precio propuesto de Moderna de US$ 50 a US$ 60 por tratamiento, o US$ 25 a US$ 30 por dosis, es más alto que el divulgado por Pfizer Inc y su socio alemán BioNTech en un acuerdo con el gobierno de Estados Unidos, que es de US$ 39 por tratamiento o US$ 19.50 por dosis.

Pfizer, Moderna y Merck & Co han dicho que planean obtener ganancias de sus vacunas, mientras que algunos fabricantes de medicamentos, incluidos AstraZeneca y Johnson & Johnson, han anunciado que sus vacunas serán sin fines de lucro.

Un estudio revisado por otros investigadores y publicado en el New England Journal of Medicine a principios de julio sostuvo que la vacuna de Moderna produjo anticuerpos en los 45 participantes en un ensayo de Fase 1 realizado por los Institutos Nacionales de Salud de USA.

El lunes 27/07 comenzó una prueba de Fase 3 que contará con 30.000 participantes en todo Estados Unidos.

AstraZeneca dijo que la vacuna que estaba desarrollando con la Universidad de Oxford provocó "respuestas inmunes robustas" y que era segura. 

Sus competidores BioNTech y Pfizer revelaron noticias similares .

Moderna dijo que estaba teniendo conversaciones con "varios gobiernos y entidades gubernamentales" sobre el suministro potencial de su vacuna. 

"Estas discusiones son privadas y, como tales, no podemos comentar, dada la naturaleza confidencial de las discusiones y los contratos", agregó.

El precio que busca Moderna es probable que no sea definitivo pero trabaja con un valor por dosis de entre US$ 25 y US$ 30.

Estos valores llevan el tratamiento a US$ 60, al necesitarse 2 dosis.

Habrá que evaluar qué beneficios ofrece su producto porque Pfizer y su socio alemán BioNTech tienen ya un acuerdo de compra anticipada con el gobierno estadounidense a  US$ 19,50 por dosis

Pero AstraZeneca firmó un acuerdo con Países Bajos, Alemania, Francia e Italia, que resultó entre US$ 3 y US$ 4 por dosis, según los cálculos de Geoffrey Porges, un analista farmacéutico y biotecnológico de SVB Leerink, citado por Financial Times.

La política de comercialización de un producto, que incluye su precio en el mercado define una considerable porción de su éxito o fracaso, aún cuando el comprador sea un Estado y en un volumen considerable.

Obviamente que aparecen dudas: 

¿Será la misma vacuna pero con precios tan diferentes?
¿Será tan efectiva la más barata que la más onerosa?

El precio de Moderna "causa considerable preocupación y dificultades en las negociaciones porque otras compañías han prometido precios mucho más bajos", explicó un participante de todo el ajetreo comercial.

Algunas variaciones en los precios de Moderna aparecen según el volumen de los pedidos y el momento de la entrega, se está explicando desde la empresa.

También es difícil comparar los precios de las posibles vacunas contra el coronavirus cuando son todas especulaciones porque todavía están en desarrollo y ninguna ha recibido la aprobación de los reguladores.

En una audiencia en el Congreso estadounidense, los ejecutivos más importantes de Moderna, Pfizer y Merck dijeron que tenían la intención de obtener ganancias con la vacuna. 

Stephen Hoge, presidente de Moderna, dijo: "No venderemos al costo".

Moderna, que genera pérdidas, ha recaudado US$ 5.000 millones de colaboradores estratégicos e inversores, además de los fondos que recibió del gobierno.

Sin embargo, AstraZeneca y Johnson & Johnson han dicho que no buscarían obtener ganancias de las ventas de sus vacunas si se demuestra que funcionan.

Al menos es lo que harían en las primeras fases de la pandemia.

Este enfoque es totalmente diferente, y seguramente si se trabaja sin margen de utilidad el precio es más bajo.

La Organización Mundial de la Salud propuso facilitar la propiedad intelectual para intervenciones eficaces de producción de las vacunas contra Covid-19, y hay un respaldo gubernamental limitado pero ninguno de las compañías farmacéuticas. 

Políticos, activistas y funcionarios han expresado su preocupación de que los países más pobres se queden fuera en medio de la lucha por el acceso a vacunas y medicamentos entre los gobiernos de mayores ingresos.

Sin duda que es un tema muy delicado e importante y con consecuencias. Por ejemplo, 

¿Qué sucedería si Argentina puede pagar las vacunas pero Bolivia no?
¿Se mantendría cerrada en forma indefinida la frontera?

Es posible que los gobernantes no terminen de comprender las características del nuevo desafío, y sigan analizándolo con los parámetros de la pre pandemia. 

La carrera por encontrar una vacuna efectiva, respaldada por grandes cantidades de fondos gubernamentales, ha comprimido los plazos de desarrollo que generalmente abarcan años y meses.