icon

Con lágrimas puede hacerse un diagnóstico temprano del cáncer

El líquido lagrimal puede ayudar a hacer posible el diagnóstico temprano del cáncer de seno o mama, de acuerdo a un equipo de investigadores de System Instruments Co., Ltd. y la Universidad de Kobe (Japón).

En 2006 se descubrió en la Universidad de Gotemburgo el cargamento de ARN mensajero y Micro ARN dentro de los exosomas.

Una tecnología basada en lágrimas para el diagnóstico temprano del cáncer, bautizada TearExo, utiliza los exosomas como biomarcadores.

La novedad fue desarrollada para la detección de cáncer de seno utilizando los exosomas presentes en las lágrimas como biomarcadores. 

Los exosomas pueden describirse como vesículas extracelulares. El término exosoma se describió por primera vez hace 30 años como “pequeñas burbujas” con un diámetro de aproximadamente 40-100 nm que pueden ser secretadas por la mayoría de las células. Estas esferas, tienen una estructura de membrana lipídica y está recubierta internamente con: proteínas, ARNm, microARN y otras sustancias.

Años atrás se creyó que los exosomas eran únicamente un medio para la comunicación celular y el transporte macromolecular intercelular. 

Pero ya en el siglo 21 se supo que los exosomas desempeñan un papel importante en la transmisión de proteínas, lípidos, ARNm, miARN y ADN, y han sido la causa de muchas enfermedades. 

Desde hace menos tiempo se sabe que los exosomas pueden desarrollarse para ser un portador natural de medicamentos específicos, proteger las sustancias cubiertas y dirigirse a células o tejidos específicos. Y que los tumores liberan millones de exosomas con su contenido proteico y genético. Entonces, los exosomas actúan como “radares” que aseguran que los órganos receptores estén listos para recibir las células tumorales. 

Ahora, los investigadores de la Universidad de Kobe realizaron este estudio con la esperanza de que el nuevo descubrimiento haga una contribución positiva a la salud humana, y ya ha sido publicado en el Journal of the American Chemical Society.

La tecnología de nanoprocesamiento químico será la primera tecnología en hacer uso de exosomas para un funcionamiento altamente sensible y delicado sin necesidad de productos químicos de detección o pretratamiento. 

Además, las pruebas de cáncer de mama no invasivas hacen posible la recolección de muestras por parte de las pacientes. La presencia de exosomas en el líquido lagrimal ha hecho posible el diseño de la nueva metodología de biopsia líquida para la detección del cáncer de mama. 

El método tradicional de cribado basado en imágenes, que es la mamografía, es una tarea compleja que lleva mucho tiempo para la detección del cáncer de mama. Por otro lado, la biopsia líquida es mucho más fácil y precisa. 

Las pruebas de cáncer no invasivas, tal como las biopsias líquidas, podrían reducir la carga sobre los pacientes.

La contribución principal de los exosomas en el desarrollo maligno y la metástasis del cáncer es la razón principal para su uso como marcadores extremadamente importantes para diagnosticar el cáncer. 

El nuevo método sensible podría convertirse en el método de detección de cáncer más utilizado en breve. Será la primera tecnología basada en líquido lagrimal del mundo para detección temprana y monitoreo de recuperación posterior al tratamiento. La nueva investigación ayudará a abrir una nueva puerta para la investigación del cáncer de seno.