icon

35 países trabajan para producir un sol artificial en 2025

Con 20.000 millones de euros de inversión, ITER es uno de los grandes proyectos científicos del siglo 21: demostrar que la fusión nuclear puede ser rentable para ser generada en un futuro a escala comercial. A causa de la pandemia provocada por el covid-19, la ceremonia que marcó el inicio del montaje del reactor termonuclear experimental se llevó a cabo en forma virtual pero con ceremonia presencial en Saint-Paul-lès-Durance, Francia. Participan 35 países. Entre ellos, Rusia, USA, India, China, Corea del Sur, Japón y el colectivo de la Unión Europea.

El montaje del tokamak ha comenzado. ITER Organization es el proyecto de innovación más ambicioso para una Humanidad que tiene por delante problemas de energía, cambio climático y el objetivo incumplido de una sociedad sostenible libre de carbono.

El ITER está diseñado para ser el primer reactor en producir energía limpia, durante periodos sostenidos de tiempo. Miles de ingenieros y científicos trabajarán en el proyecto durante los próximos 15 años. En 2025 se espera producir el primer plasma y en 2035 iniciar las operaciones con deuterio y tritio. Inicialmente el plan de ITER era producir el primer plasma para este año.

Alexey Likhachev, director general de Rosatom, leyó el discurso que envió Vladimir Putin: “(...) Como es sabido, Rusia es uno de los países creadores de esta iniciativa que tiene como objetivo contribuir en la seguridad energética de la humanidad y cumple un papel fundamental en la implementación de este proyecto. La base del proyecto ITER es el concepto de la instalación Tokamak desarrollada en nuestro país. (...) A pesar de las restricciones impuestas por la pandemia del coronavirus, logramos mantener un ritmo de trabajo ininterrumpido. (...) en un futuro próximo recibiremos una fuente de energía única, poderosa y segura, cuya operación contribuirá sin duda en el alcance de los objetivos para el desarrollo económico sostenible y mejorará la calidad de vida de millones de personas".

El proyecto se llama ITER (International Thermonuclear Experimental Reactor) y su construcción es en Cadarache, sur de Francia. 

La intención es reproducir el poder termonuclear del sol en la Tierra, y con fines energéticos. 

Una vez completado se espera que ITER brinde a la humanidad una fuente de energía confiable y eficiente durante millones de años

El reactor funciona según el principio de fusión nuclear y requiere agua de mar y litio como materia prima para su combustible.

El objetivo de los 35 países que participan es en 2025 producir el primer plasma y en 2035 iniciar las operaciones con deuterio y tritio

En física y química, plasma es el cuarto estado de agregación de la materia, un estado fluido similar al estado gaseoso, un gas ionizado. Los iones son átomos o moléculas cargadas eléctricamente.

El hidrógeno tiene tres isótopos naturales, conocidos como protio, deuterio y tritio.

¿Qué quiere decir todo esto? Que ITER deberá recrear las reacciones del Sol y producir energía eléctrica de forma rentable.

La idea de construir un reactor termonuclear internacional se remonta a 1985, cuando lo propuso Mikhail Gorbachev, el último presidente que tuvo la ex URSS, y estuvieron de acuerdo el entonces presidente estadounidense Ronald Reagan y el francés, François Mitterrand

Desde entonces se encuentra pendiente. Las dificultades tecnológicas han resultado mayores que las políticas, que fueron muchas. Iba a comenzar en 1985 y ya vamos por 2020.

La etapa del montaje e instalación del reactor tokamak es un evento trascendental para la comunidad científica mundial: 23.000 toneladas y 60 metros de alto. 

Tokamak es un dispositivo desarrollado por los ex soviéticos que utiliza un campo magnético para atraer plasma caliente a lo que se llama 'toro' (un círculo tridimensional giratorio). Tokamak tendrá que crear una estrella, literal.

Para el proyecto se utilizarán 3.000 toneladas de imanes superconductores, algunos de ellos más pesados que un avión. 

Todo el sistema estará conectado por 200 kilómetros de cables superconductores, mantenidos a temperaturas de -269 ºC: ITER será la planta criogénica más grande del mundo.

Rusia dispuso la participación de Rosatom, la única compañía del mundo que posee los recursos y competencias para realizar todas las etapas de la cadena de producción de la industria nuclear.

Europa contribuirá con la mitad de los recursos de este proyecto (45,6%), mientras que el resto de países contribuirá con la otra mitad a partes iguales (9,1% cada uno).

Kadri Simson, comisaria de Energía de la Unión Europea, explicó el backstage: "10 años de trabajo y 10 millones de componentes para el dispositivo de investigación de fusión más grande del mundo. No podemos subestimar la importancia de esto como un logro técnico. Casi todos los elementos individuales de ITER están a la vanguardia de su campo". 

Xi Jinping, presidente de China, envió su mensaje: "ITER representa los buenos deseos de la Humanidad para utilizar la energía de fusionar nuclear de manera pacífica".

Emmanuel Macron, presidente de Francia, estuvo presente: "Cuando USA, Rusia, China, Japón, Europa, India y Corea aportan sus mejores científicos y experiencia para el bien común, es una prueba de que lo que une a las personas y a las naciones es más fuerte que lo que los separa".
 
Bernand Bigot, director general del ITER: "Permitir el uso exclusivo de energía limpia será un milagro para nuestro planeta"

Luego agregó: "Construir la máquina pieza por pieza será como armar un rompecabezas tridimensional en una intrincada línea de tiempo (y) con la precisión de un reloj suizo".