icon

1 de cada 2 porteños se quiere ir de la 'Ciudad de la furia'

Según el informe de “Calidad de vida durante la crisis del COVID-19”, elaborado por el Observatorio Gente en Movimiento, más de la mitad de los porteños ya no quiere vivir en la Ciudad de Buenos Aires. Se trata de un fenómeno extendido que se da principalmente en jóvenes en busca de mejor calidad de vida post pandemia. ¿Los motivos? Un cóctel de factores que deprimen el bolsillo. No son temas nuevos, pero se han agravado con la cuarentena.

Poco más de la mitad de los porteños se quiere ir de CABA. Según el Observatorio Gente en Movimiento es un resultado "abrumador".

El Observatorio Gente en Movimiento detalla que, irse de CABA, es un "fenómeno extendido" sobre todo en jóvenes.

Salud, uno de los factores que forma parte de la calidad de vida: 32% de los porteños con cobertura de salud privada considera que no está en condiciones de pagar la próxima cuota de su cobertura, según el Observatorio Gente en Movimiento.

Observatorio Gente en Movimiento: "Este dato cobra especial relevancia al ser la Ciudad de Buenos Aires, dada que es un distrito con un alto grado de privatización en lo que es la salud, tan solo el 18,7% recurre para curarse únicamente a establecimientos de salud pública".

Educación, uno de los desafíos de la agenda del Gobierno post pandemia. El Observatorio Gente en Movimiento advierte: "La educación de gestión estatal en la Ciudad podría verse desbordada si no se plantean políticas urgentes".

El Observatorio Gente en Movimiento reveló la cuarta entrega del índice de “Calidad de vida durante la crisis del COVID-19”

En la primera parte, se detalla el deseo de buena parte de los vecinos porteños de irse de la ciudad en búsqueda de una mejor calidad de vida. "Esta sección es un tanto particular, ya que no indaga una problemática específica, sino que nos sirve como indicador general de la calidad de vida en la Ciudad", indican desde el Observatorio. 

Veamos más sobre lo que revela en informe:

"Los porteños ya no quieren vivir en Buenos Aires: Siempre mencionamos que el objetivo del observatorio y sus estudios es producir información fiable con el fin de realizar políticas públicas que mejoren la calidad de vida en la ciudad. Si producimos información para impulsar políticas públicas que mejoren la calidad de vida en la Ciudad, es por que los porteños no están viviendo en la mejor Buenos Aires posible. Por eso, en esta oportunidad decidimos investigar que cantidad de porteños, si pudiesen, se irían a vivir a otra
ciudad".

"Los resultados son abrumadores: 1 de cada 2 porteños si pudieran se irían a vivir a otra ciudad para tener una mejor calidad de vida. Se podría pensar que esto es algo principalmente de los jóvenes, cuestión que podría ser considerada como un deseo transitorio. Pero viendo este mismo dato por edad, observamos que es un fenómeno extendido. Dejando de lado a los mayores de 60 años, en todos los rangos etarios, más de la mitad de los porteños se irían vivir a otra ciudad si pudiera".

"Que la mitad de los ciudadanos tengan ansias de irse a vivir a otra ciudad nos plantea un desafío a quienes pensamos políticas para que todos puedan vivir bien en la Ciudad", se destaca.

¿Los motivos para irse? Un cóctel que afecta al bolsillo

-Educación: En el informe también se detalla que 31% de las familias con hijos en colegios de gestión privada, está considerando cambiarlos a una escuela pública; en tanto, 50% de las familias con hijos en colegios privados considera que no está en condiciones de pagar la próxima cuota de la institución educativa. " La educación de gestión estatal en la Ciudad podría verse desbordada si no se plantean políticas urgentes que atienden a la nueva demanda de vacantes, que podría haber producto de la merma de recursos en las familias porteñas, producto de la pandemia", aseveran.

-Salud:  El dato, 32% de los porteños con cobertura de salud privada considera que no está en condiciones de pagar la próxima cuota de su cobertura. Esto -aseveran desde el Observatorio- toma relevancia ya que "la ciudad tiene de hecho un sistema de salud pequeño. Por lo que una avalancha de nuevos usuarios podría implicar el colapso en el corto plazo del sistema de salud público. De no haber cambios, esta presión sobre el sistema de salud se traduciría en 936 mil nuevos usuarios en el sistema de salud público". Y es que el 49% de los porteños que tienen una cobertura de salud privada, sea obra social o prepaga, está considerando dejar su cobertura actual y pasar a ser usuario de la salud pública.

-Alquileres: Un informe presentado en mayo, por el mismo observatorio, arrojó que "53% por ciento de los inquilinos que reside en la Ciudad de Buenos Aires no está en condiciones de pagar el alquiler. Los porcentajes se modifican según barrios y zona: en la zona sur de la Ciudad se da la cifra más alarmante: un 72 por ciento de los inquilinos no puede pagar". No es un tema nuevo, pero se ha agravado con la pandemia.