icon

El escándalo de Ellen Degeneres, acusada de malos tratos y racismo laboral

Durante las últimas semanas, Ellen Degeneres, la presentadora de televisión y comediante estadounidense estuvo en boca de todos teniendo en cuenta acusaciones, hilos de Twitter e investigaciones que la acusaban de no ser tan amable como se dice y estar detrás de un clima de trabajo "tóxico" y racista. Pero, ¿esto significa que su programa será cancelado? ¿Perderá todo el reconocimiento que tuvo hasta el momento?

Ellen DeGeneres, comediante norteamericana

Ellen DeGeneres no solamente es quien entrevista a los famosos en su living mientras hace chistes, los hace jugar mientras promocionan sus películas o proyectos, sino que además es una de las comediantes más cotizadas en Estados Unidos, la reina de la amabilidad y de los talk shows diurnos. Tal es así que hasta muchos la llaman "la sucesora de Oprah".

Este último apodo se debe a que una vez que concluyó el programa de Oprah, Ellen fue quien tomó su lugar en la pantalla y en cuanto a referente de la cultura pop. Con la diferencia de que Oprah se presentaba como líder de opinión para la comunidad afroamericana y Ellen lo hace como una referente para la LGBTQ. Recordemos que ella fue casi cancelada por las grandes cadenas de televisión tras confesar su sexualidad en una serie. 

Actualmente Ellen es una de las celebridades más importantes de Hollywood teniendo en cuenta que todo el que es alguien en la industria del entretenimiento pasa por su programa: "The Ellen Show", desde las nuevas figuras de Tik Tok hasta Diane Keaton y Leonardo DiCaprio. Sin embargo la carrera color de rosa de Ellen se vio atacada en las últimas semanas por acusaciones en redes sociales y mismo por parte de su equipo. 

Todo empezó cuando se viralizó un hilo de Twitter donde se invitaba a la gente a postear las experiencias más crueles sobre Ellen a cambio de una donación de 2 dólares a los afectados por coronavirus. Entre las historias había de todo, desde videos donde se los ve a los actores invitados un tanto incómodos en su programa, hasta testimonios de fanáticos que le hicieron un reglo a la conductora y esta se burló de ellos en vivo.

Pero todo alcanzó un nivel más alto cuando algunos de sus ex empelados que formaban parte de la producción de su programa denunciaron que existía un "Ambiente tóxico de trabajo" y sobretodo racista. También acusaron a la producción de haber echado personal después de una licencia medica o por haberse tomado días de duelo, demostrando una política de tolerancia cero. 

"Solo sé los nombres de las personas blancas que trabajan aquí", explica una de las acusaciones con respecto a una experiencia que un empleado afroamericano tuvo trabajando para Ellen. Si bien desde la producción ofrecieron una disculpa diciendo que esa nunca fue la intención del programa, las redes sociales estallaron otra vez sobre la comediante porque al fin y al cabo es ella quien maneja los hilos de su show. 

Aunque ahora el escándalo de Ellen fue un paso más allá cuando este lunes 27/07 desde Variety dieron a conocer que Warner Media, la empresa de medios detrás de su programa, comenzó una investigación sobre las formas de trabajo en el programa.  "Entrevistarán a los empleados actuales y anteriores sobre sus experiencias en el set", explicaron fuentes a los medios estadounidenses. Esto no necesariamente significa que haya algún tipo de multa o problema para Ellen teniendo en cuenta que las audiencias no va a dejar de sintonizar las entrevistas con los favoritos de Hollywood. 

Tampoco va a dejar de ser un referente, y ni la Warner Bros ni sus anunciantes van a dejar de invertir en "The Ellen Show" teniendo en cuenta que solamente por el programa, el estudio se queda con US$ 35 millones. Eso sin contar la ganancia de las cadenas de retransmisión, los salarios que se pagan y la ganancia de Ellen.