icon

Jardines maternales en crisis y en caravana: "Nos estamos desangrando"

Los jardines maternales luchan por sobrevivir en plena cuarentena, pero más de 140 no lo lograron. En los que siguen de pie exigen mayor ayuda del Estado, y en el caso de CABA, baja en los servicios. La situación es crítica y pone en riesgo 50.000 puestos de trabajo y 230.000 matrículas. Hoy realizan una caravana a escala nacional.

Los jardines maternales están en emergencia.

Desde el sector informan que sólo 30% recibe el ATP y, a 4 meses tener las puertas cerradas por la cuarentena, buena parte ha tenido que cerrar definitivamente.

"Nos estamos desangrando", dijo la directora de un jardín maternal a TN, mientras participaba en una caravana que se lleva adelante hacia la jefatura de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Una actividad de protesta a escala nacional.

Y agregó: " Si bien formamos parte de la no obligatoriedad de la escolaridad, somos esenciales.seguimos pagando el salario docente, están en riesgo 50.000 puestos de trabajo y 230.000 matriculas a escala nacional".

El reclamo es para que desde el Ejecutivo Nacional puedan extender el beneficio del ATP, y en el caso del Gobierno porteño se acuerden algunos auxilios y exenciones en el pago de servicios.

Más temprano, el secretario adjunto de la Asociación de Entidades Educativas Privadas de la Argentina (Adeepra), Néstor Barallobres, especificó cuántos jardines maternales no han sobrevivido a la crisis.

“Hay más de 140 jardines maternales que han cerrado y creemos que esto se va a generalizar provocando un perjuicio a las familias y pérdidas de puestos laborales para los docentes que han estado trabajando con una gran creatividad”, lamentó.