icon

Momento decisivo: Anteriormente la poca volatilidad del BTC fue seguida de un gran movimiento

El Bitcoin se encuentra con una volatilidad muy pobre, fluctuando en un canal estrecho que provoca apuestas en un rango de precios cortos que podría hacer que liquiden a más de un trader apalancado.

Cotización Binance exchange

Una de las características más resaltantes del Bitcoin es su extrema volatilidad. Sin embargo la última vez que tuvo una racha tan larga con tan poca fluctuación fue en el 2018 y en aquella ocasión fue seguida de una caída del 42% en su precio, rompiendo el soporte en los 6.000 dólares.


Es probable que este momento del BTC caracterizado por extrema quietud sea seguido por una rotura de soporte o resistencia.

Algunos analistas aseguran que el estancamiento del precio del BTC generará indudablemente un salto gigantesco o una caída dolorosa. 

Al momento de escribir esta nota el BTC cotiza US$ 9.322 reduciendo levemente 0,09%.

La última vez que Bitcoin mostró una acción de precios similar fue el 30 de octubre de 2018, cuando Bitcoin comenzó un impresionante 15 días consecutivos de movimientos sin una oscilación del 1.5%. El 14 de noviembre de 2018, todo esto cambió a medida que la volatilidad aumentó y provocó un colapso del 42% a US$ 3.650 en menos de dos semanas.

La volatilidad histórica reducida por sí sola no puede considerarse alcista ni bajista porque solo indica que los movimientos pasados ​​han sido bastante estrechos. Por otro lado, los movimientos significativos repentinos tienden a estar precedidos por períodos estables.

Tal negociación de rango estrecho también se conoce como un período de consolidación y tiende a terminar con una fuerte ruptura de soporte o resistencia. Esto se debe al conflicto entre los operadores a corto plazo que apuestan por la continuación del rango, mientras que otros exigen lo contrario.