icon

Más problemas para Trump porque USA hace 'mea culpa' por el racismo

La mayoría de los votantes dicen que la sociedad estadounidense es racista y crece el apoyo a Black Lives Matter, según la encuesta de WSJ / NBC News, acerca de las percepciones de que las minorías enfrentan discriminación racial. El 57% de los votantes estadounidenses dijeron que apoyan las protestas de justicia racial provocadas por el asesinato policial de George Floyd. 

El racismo, según el diccionario de la Real Academia Española, es un sentimiento exacerbado del «sentido racial» de un grupo étnico, que habitualmente causa discriminación o persecución contra otros grupos étnicos.

Una abrumadora mayoría de los demócratas, el 90%, dijo que los negros son discriminados, mientras que apenas el 26% de los republicanos estuvo de acuerdo. 

Una proporción igualmente grande de demócratas, 82%, cree que la sociedad estadounidense es racista, pero sólo el 30% de los republicanos.

Luego están los independientes. En definitiva, el 71% de los estadounidenses cree que las relaciones raciales vigentes son muy o bastante malas, un aumento de 16 puntos desde febrero.

Entonces: un número creciente de votantes cree que los afroamericanos e hispanos son discriminados, y 56% opina que la sociedad estadounidense es racista, según una nueva encuesta del Wall Street Journal / NBC News.

Fue una encuesta telefónica de WSJ / NBC News entre 900 votantes registrados realizada del 9 al 12 de julio; margen de error +/- 3.27 puntos porcentuales.

La encuesta revela que los estadounidenses de todas las razas y grupos de edad comparten preocupaciones significativas sobre la discriminación casi dos meses después de que George Floyd, un hombre negro, fuera asesinado bajo custodia policial en Minneapolis. 

Casi el 60% dijo que las personas negras se enfrentan a la discriminación, y poco más de la mitad dijo que también los hispanos, aproximadamente el doble de 2008. 

El apoyo también ha crecido para 2 de las respuestas públicas a las preocupaciones sobre la desigualdad: 

** Black Lives Matter y 
** los atletas profesionales arrodillados durante el himno nacional.

"Los estadounidenses están preocupados por los problemas de desigualdad, y la muerte de George Floyd ayudó a contribuir a eso", dijo Brenda Lee, encuestadora que trabajó en la investigación de opinión pública, con el demócrata Jeff Horwitt y el republicano Bill McInturff. 

"Hemos movido mucho la aguja en términos de identificar claramente que nosotros, como estadounidenses, tenemos un problema con el racismo en esta sociedad", ella agregó.

En su mirada más profunda sobre la raza en USA en 2 décadas, la encuesta del WSJ / NBC News también muestra que los miembros de los 2 partidos partidos tienen opiniones muy diferentes sobre el alcance de la discriminación racial.

El 57% de los votantes dijeron que apoyan las protestas nacionales provocadas por el asesinato de Floyd, y el 58% dijeron que están más preocupados por la desigualdad racial como resultado de las manifestaciones. 

El presidente Trump, un republicano, ha criticado el movimiento Black Lives Matter, diciendo que tiene una postura hostil hacia la policía. 
Trump también ha dicho que exhibir la bandera confederada es libertad de expresión y amenazó con vetar un proyecto de ley para que el Departamento de Defensa cambie el nombre de las bases militares estadounidenses que honran a la Confederación.

La mayoría de los votantes toman una posición intermedia: 41% cree que los monumentos confederados deberían ser trasladados y reinstalados en los museos, y 31% los dejaría en su lugar pero agregarían una placa para explicar su contexto histórico. Alrededor del 16% dejaría esos monumentos en su lugar tal como están, y 10% los quitaría.

En definitiva, una ligera mayoría, 51% de los votantes, apoya la eliminación de las estatuas confederadas de donde están ahora en propiedad pública, mientras que el 47% las dejaría en su lugar.

Las actitudes han cambiado sobre la conveniencia de arrodillarse durante el himno nacional, un gesto popularizado por Colin Kaepernick, el ex mariscal de campo de la NFL a quien los dueños de la liga rechazaron después de que se arrodilló durante el himno nacional en 2016 para llamar la atención sobre la brutalidad policial.

El 52%, ahora dice que es apropiado que los atletas se arrodillen durante el himno para protestar contra la desigualdad racial, en comparación con el 43% en 2018. 

En la nueva encuesta, el 45% dijo que arrodillarse era inapropiado.

Trump sugirió que los jugadores que se arrodillan durante el himno sean suspendidos sin paga. 

Durante un mitin de campaña en Tulsa, Oklahoma, donde inició su campaña por la reelección, él dijo: "Nunca nos arrodillaremos ante nuestro himno nacional o nuestra gran bandera estadounidense".

Con menos de cuatro meses hasta las elecciones de noviembre, el manejo de las relaciones raciales por parte de Trump arroja calificaciones negativas, con un 63% de los votantes que dicen que desaprueban y un 33% lo aprueban. 

La mitad de los estadounidenses siente que se ha vuelto más aceptable que las personas expresen puntos de vista racistas desde que Trump fue elegido.

Las vistas del movimiento Black Lives Matter también difieren según la raza. Entre los votantes negros, el 76% tiene una opinión positiva del movimiento, mientras que las opiniones se dividieron casi por igual entre los votantes blancos, con un 42% con una opinión positiva y un 39% negativa.

En general, ala mitad de los votantes ven el movimiento de manera positiva, frente al 38% en 2016.