icon

Todos quieren saber si Irán consumará su venganza

Otra vez incendios en Irán. En esta ocasión, una planta de aluminio en Lamerd y un puerto marítimo en Bushehr: 7 barcos de madera. Hipótesis 1: Con una economía tambaleante y un brote devastador de coronavirus, quizás la República Islámica simplemente arriesga instalaciones sensibles que requieren un mantenimiento constante. Los accidentes suceden. Hipótesis 2: Israel.

Centrifugadoras en Natanz; eran un orgullo de Teherán.

Durante semanas, Irán se ha enfrentado a una ola mortal de explosiones e incendios en sitios militares y civiles sensibles, incluido un incidente que causó daños inmensos a una importante instalación nuclear. 

El 26/06o, una explosión masiva sacudió el complejo de producción de misiles Khojir, un lugar considerado vital para las capacidades de misiles de Irán. 

El 30/06, otra explosión, esta vez en una clínica médica al norte de la capital, Teherán: 19 fallecidos.

El 02/07, explosión e incendio en la instalación nuclear subterránea de Natanz, instalación clave para los esfuerzos de enriquecimiento de uranio del país. Quien se sospecha es el jefe de la inteligencia israelí, Yossi Cohen, dijo al The New York Times que Israel había detonado 1 bomba. 

El 08/07, expertos nucleares del Instituto de Ciencia y Seguridad Internacional evaluaron que la instalación había sufrido "daños significativos, extensos y probablemente irreparables en su sección principal" que "era crítica para la producción en masa de centrifugadoras avanzadas". (La investigación y el desarrollo de esas centrifugadoras estaba permitida bajo los términos del acuerdo nuclear con Irán, según Alex War en Voz). "Se espera que el reemplazo del edificio demore al menos un año, si no más", concluyeron los analistas nucleares.

Todos miran a Israel, con o sin la aprobación explícita de Washington DC. 

## En 1981, aviones israelíes bombardearon un reactor nuclear iraquí en Osirak. 
## En 2007, golpeó un reactor en Siria que podría haber producido combustible nuclear. 
## En 2009, Israel y USA usaron un arma cibernética, conocida como Stuxnet, para destruir alrededor de 1.000 de las 6.000 centrifugadoras de Irán.
## A principios de la década de 2000, el espionaje israelí planificó asesinar a científicos nucleares iraníes. 
## En 2012, un alto funcionario de Natanz, Mostafa Ahmadi Roshan, murió en una misteriosa explosión. Ocurrieron otros 2 asesinatos sospechosos en los últimos 2 años.

"Hay un patrón de escalada", explicó Dalia Dassa Kaye, directora del Centro de Política Pública del Medio Oriente de la Corporación RAND: Irán está en una posición debilitada por la pandemia, Israel y USA pueden atacar los programas nucleares y militares del país sin temor a represalias masivas.

"El mensaje es: ‘No puedes controlar tu país. Podemos golpearte cuando queramos, donde queramos'", dijo Eric Brewer, quien trabajó en asuntos de Irán como miembro del Consejo de Seguridad Nacional de Donald Trump.

¿Es realmente así o bravatas de Israel, donde el Likud no pudo ganar los comicios recientes; y el complicadísimo USA de Trump, cada vez menos reelectoral?

En cualquier caso, Israel no suspenderá su actividad nuclear. 

Mahsa Rouhi, del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos, y especializada en Irán, escribió en el Boletín de los Científicos Atómicos: "Las voces de línea dura en Teherán estarán más motivadas para avanzar rápidamente en el programa nuclear de Irán".

Israel realmente teme que Irán pueda amenazar su existencia si tuviera un arma nuclear. Un importante general iraní dijo a los periodistas locales: "Nuestra estrategia es borrar a Israel del mapa político mundial".

"Israel y USA tienen un claro interés en detener, o al menos interrumpir, la capacidad de producción de armas de Irán, y en particular las armas nucleares y los misiles balísticos", dijo el teniente coronel (retirado) de las Fuerzas de Defensa de Israel, Raphael Ofek.

En 2006, el poder de Israel e Irán en el Líbano, Hezbolá, luchó en una guerra de un mes durante la cual el grupo militante disparó más de 4.000 cohetes contra Israel y las fuerzas israelíes dispararon alrededor de 7.000 bombas y misiles al Líbano.

Según el Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel, murieron unas 160 tropas y civiles israelíes, y unos 1.100 libaneses, la mayoría de ellos civiles, perecieron, según Human Rights Watch.

Después de esa batalla, Israel se volvió más cauteloso con Irán. Los aviones de combate israelíes han bombardeado constantemente ubicaciones en Siria para disuadir a los funcionarios iraníes instalados.

Washington y Jerusalén quieren que Teherán renuncie por completo a su programa nuclear, y que frene sus otras actividades, como el desarrollo de misiles y el apoyo a grupos violentos en la región: imposible.

Irán y sus representantes bombardearon petroleros y campos petroleros sauditas, derribaron un avión no tripulado de vigilancia estadounidense y mataron a tropas estadounidenses estacionadas en Irak, mientras aflojaba sus restricciones a su desarrollo nuclear.

USA respondió matando al mayor general Qassem Soleimani, jefe de las fuerzas paramilitares de Irán, en enero. 

Irán utilizó un arma cibernética para atacar el suministro de agua de Israel en mayo.

Irán tiene graves problemas por la presión económica sostenida de USA y la pandemia.

Pero el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores iraní, Abbas Mousavi, prometió que "si un régimen o un gobierno está involucrado en el incidente de Natanz, Irán reaccionará con decisión".

"Los iraníes no quieren que esto suceda en espiral", me dijo Kaye, de la Corporación RAND, "pero mientras más persista, más difícil será para Irán fingir que esto no está sucediendo".