icon

Queda 1 semana para participar del pionero LBCOIN

Lituania ya es un centro de tecnología financiera para nuevas empresas. Y emitió la 1ra. criptomoneda producida por un banco central en la zona euro, parte de un proyecto para probar monedas digitales respaldadas por el Estado y la tecnología blockchain en el uso diario. Es una moneda para coleccionistas que apunta a un proyecto más grande: La fuerte disminución en el uso de efectivo y la posibilidad de que los 2.500 millones de usuarios de Facebook adopten su moneda Libra ha llevado a los bancos centrales a examinar cómo pueden emitir sus propias formas de moneda digital. 

LBCOIN en progreso. El Banco Popular de China ya está trabajando en una moneda digital, mientras que dentro de la zona euro, el banco central holandés realizó 2 experimentos de criptomonedas en 2015, pero chocó con inconvenientes, incluida la fragmentación de la industria. En 2016, Alemania probó blockchain, la tecnología propia de las criptomonedas, para transferir y liquidar valores y efectivo, concluyendo que el proceso era demasiado costoso y lento. En 2020, una nueva experiencia.

El banco central de Lituania abrió su tienda electrónica para la compra de una moneda digital dedicada a la declaración de independencia de la nación báltica de 1918. Aconsejó a los coleccionistas registrarse antes del 23/07, cuando ofrecerá 24.000 tokens basados ​​en la tecnología blockchain.

Lituania es un estado báltico, que integró el ex bloque soviético y limita con Polonia, Letonia y Bielorrusia. E n 2013 Lituania alcanzó el estatus pleno de país desarrollado según el Banco Mundial, y en 2015 el de Economía Avanzada por parte del Fondo Monetario Internacional. Desde enero de 2015 integra la Eurozona y es el país con mayor renta per cápita de los países bálticos y de todos los países que conformaron la Unión Soviética (incluyendo a Rusia). En la Eurozona ya supera a Portugal y Grecia con una renta per cápita de casi US$ 24.000. Su tasa de crecimiento se encuentra entre las más altas de la Unión Europea.

Los tokens digitales se conocen como LBCOIN y se venderán en paquetes de 6 por 99 euros. El banco central espera que los usuarios los intercambien con otros para construir un conjunto específico.

Las monedas no tendrán curso legal. Los coleccionistas podrán canjearlos por una moneda de plata física del tamaño de una tarjeta de crédito con un valor nominal de 19,18 euros o transferirlos a una billetera pública NEM para comerciar en el mercado secundario.

24.000 tokens digitales denominados LBCOIN y basados ​​en la tecnología blockchain saldrán a la preventa, cada uno con un retrato adjunto de una de las 20 personas que firmaron la declaración de independencia de Lituania en 1918.

"Este proyecto es una prueba para ver cómo responden las personas y los sistemas", explicó el miembro de la junta del banco central Marius Jurgilas. “Es un laboratorio. El beneficio clave aquí es comprender cómo funcionan los procesos para lanzar una moneda de este tipo”.

El banco busca ganar experiencia en monedas digitales y probar servicios basados ​​en blockchain a medida que el Banco Central Europeo discute los méritos de emitir su propia criptomoneda para aceptar los desafíos de hoy en día.

"Nadie en la comunidad del banco central estaba pensando seriamente en la moneda digital antes de darnos cuenta de que existe una amenaza legítima de que alguien más ocupe nuestro espacio", dijo Marius Jurgilas, vicegobernador del banco central de Lituania.

"Necesitamos proporcionar a la sociedad lo que demanda", agregó.

El LBCOIN es muy similar a lo que se conoce como moneda digital del banco central (CBDC), dijo Jurgilas.

Los CBDC son dinero tradicional en forma digital, emitido y gobernado por el banco central de un país. En cambio, las criptomonedas como bitcoin se producen resolviendo acertijos matemáticos complejos y se rigen por comunidades en línea dispares en lugar de un cuerpo centralizado.

"En un momento en que los bancos centrales están comenzando a cambiar su forma de pensar sobre la moneda digital, LBCOIN es probablemente el campo de juego experimental más avanzado para probar diferentes reencarnaciones de los CBDC", dijo Jurgilas.

"Por el momento, la única forma de retener el dinero emitido por el banco central es retener el efectivo físico", dijo. Los CBDC podrían cambiar el papel de los bancos comerciales.

Los bancos centrales introducirán CBDC cuidadosamente para evitar fragmentar el sistema financiero y monetario, dijo en junio Benoit Coeure, jefe del Centro de Innovación del Banco de Pagos Internacionales.