icon

Momento decisivo en USA al finalizar el subsidio de US$ 600

La asistencia financiera federal a millones de estadounidenses en la pandemia alivió muchísimo el impacto del freno de la economía. Pero todo indica que ha llegado a su final y tendrá impacto en muchos, en medio de una recta preelectoral. El escenario es muy complicado.

Para quienes reciben Asistencia de desempleo pandémico, o el programa que extiende los beneficios por desempleo a aquellos que generalmente no están cubiertos, como los trabajadores independientes y los trabajadores por cuenta propia, los US$ 600 adicionales a menudo adquieren una importancia aún mayor.

En aproximadamente 2 semanas, millones de estadounidenses podrían perder una línea de vida económica crucial de esta pandemia: US$ 600 por semana en beneficios federales adicionales de desempleo.

El final programado afectará a los hogares y a toda la economía. 

El programa representa una gran parte de los pagos por desempleo récord del Departamento del Tesoro en junio, que excedieron los US$ 100.000 millones. 

Sin el efectivo adicional, algunos de los hogares más afectados pueden verse obligados a elegir qué facturas pagar y cuáles dejar pasar.

O cuánto ahorro, si lo tuvieran, 'quemar'.

La fecha límite se produce cuando la recuperación económica muestra signos de pérdida de vapor porque los estados detienen las reaperturas. 

Estos subsidios en algunos casos han evitado que las personas de la clase trabajadora, y las mujeres y las minorías que dependen de los beneficios por desempleo, se deslicen más abajo en la escala de la prosperidad.

Mientras tanto, los encargados de formular políticas en Washington DC están paralizados en sus conversaciones para obtener más estímulos, y en particular si se debe incluir una extensión de los beneficios adicionales de desempleo. 
La asistencia federal complementaria semanal se agregó a los beneficios tradicionales de desempleo, que son administrados por los estados y pueden variar ampliamente en tamaño.

Los demócratas quieren extender el programa, llamado 'Compensación federal por desempleo pandémico'. 

Los republicanos y la Administración Trump han pedido que se limite la cantidad de dinero sin empleo que los estadounidenses pueden recibir, considerándolo como un desincentivo para volver al trabajo.

Algunos estadounidenses están ganando más dinero de los beneficios por desempleo que cuando ganaban. 

66% de los trabajadores que son elegibles para el seguro de desempleo pueden recibir más de lo que perdieron en ganancias, según un documento de investigadores de la Universidad de Chicago.

Algunos empleadores argumentan que el aumento de US$ 600 ha creado un desincentivo para que los empleados regresen al trabajo. Por ejemplo, en la cadena de restaurantes Waffle House Inc., con sede en Norcross, Georgia, algunos empleados no volverán a trabajar porque ganan más dinero con el desempleo, creando una escasez durante algunos turnos, según la portavoz Njeri Boss.

Pero las ofertas de empleo al 10/07 eran aproximadamente un 23% más bajas que en 2019, según los datos del sitio de contratación Indeed.

Para aquellos que reciben Asistencia de desempleo pandémico, o el programa que extiende los beneficios por desempleo a aquellos que generalmente no están cubiertos, como los trabajadores independientes y los trabajadores por cuenta propia, los US$ 600 adicionales a menudo adquieren una importancia aún mayor.