icon

La Conmebol está perdiendo su sueño de la final en el Maracaná

La Conmebol necesita el regreso de la Copa Libertadores, y dijo que volverá el 15/09, manteniendo la expectativa de un único partido final en el estadio Maracaná, de Río de Janeiro. Sin embargo, el director de competiciones de clubes, el brasileño Frederico Nantes confirmó al estadio 'Mario Filho' (¿quién recuerda que se llama así?) como la sede del partido final. Sin embargo, los números no ayudan al Maracaná porque el covid-19 sigue castigando muy fuerte a Brasil.

Estádio Jornalista Mário Filho, más conocido como Maracaná, en Río de Janeiro, la final anhelada por Conmebol está perdiendo peso día a día.

"No hay ningún plan para cambiar la sede de la final: Córdoba, para la Copa Sudamericana; y Maracaná para la Libertadores. Ese es el plan. Por supuesto, no conocemos cómo evolucionará el virus, pero puedo decir que el plan es mantener Sudamericana en Córdoba y Libertadores en Maracaná tal como se definió el año pasado", declaró Frederico Nantes en SporTV.

Llamativa rigidez la de Conmebol, sin duda aferrándose a los beneficios económico-financieros esperados, pero con una ausencia de realidad porque en el medio ocurrió el covid-19 que tiene en Brasil su peor escenario N°2, detrás de USA.

¿La Conmebol cree que la situación podrá resolverse en unos meses y por eso mantiene su expectativa de Río de Janeiro, o será que todavía no se ha terminado de negociar una alternativa que resulte tolerable para todas las partes?

En Río de Janeiro, al 14/07 se cuentan 132.044 contagiados y 111.474 fallecidos.

El panorama es muy complejo porque en la región está el actual epicentro de la pandemia y la Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que eso se debe "en gran parte a errores de muchos Gobiernos".

Dejando de lado la obnubilación por el Maracaná, Uruguay y Paraguay son los países que se presentan en mejores condiciones para convertirse en los anfitriones de los torneos continentales como sede única.

Los números del coronavirus, en el inicio del martes 14/07, respaldan esa ambición:

En la Argentina, 103.265 casos con 1.926 fallecidos. En el Área Metropolitana de Buenos Aires habrá que tomar una decisión acerca de la próxima fase el 18/07.

En Bolivia, 49.250 casos, con 1.866 fallecidos. Hay expectativa de mayor intensidad en las semanas próximas. Santa Cruz, La Paz, El Alto y Cochabamba ya sufren un sistema hospitalario colapsado.

Brasil tiene 1.887.959 casos, con 72.921 muertos. En la más reciente semana, ocurrieron 261.683 nuevos casos. Las cifras proporcionadas por las secretarías regionales de Salud confirman una tendencia de expansión del nuevo coronavirus hacia el interior del país.

Chile sumó 317.657 casos, y 7.024 fallecidos. Chile se encuentra en el puesto 6 de países con mayor cantidad de infectados. Sin embargo, la ministra del Deporte, Cecilia Pérez, anunció la autorización para que los clubes que están radicados en zonas en cuarentena reanuden los entrenamientos colectivos, siempre bajo estrictas medidas de seguridad sanitaria.

En Colombia, son 154.277 casos, con 5.307 fallecidos. La alcaldesa de Bogotá, Claudia López, indicó que la ocupación de las camas en Unidades Intensivas llegaron al 90%. 

En Ecuador, 68.459 casos, con 5.063 fallecidos. En Quito, la tendencia no decrece. A escada global, es la ciudad N°2 en contagios.

En Perú son 330.123 casos, con 12.054 muertos. Sólo USA, Brasil, India y Rusia están por delante en número de contagios. Sin embargo, los restaurantes reabren sus puertas con un aforo reducido al 40% en salón y un distanciamiento de 2 metros entre los clientes y los trabajadores.

En Paraguay, son 2.980 y apenas 25 muertos. El sistema se encuentra por debajo de las cifras proyectadas, aún cuando la flexibilización de las medidas de cuarentena permitió un incremento. 

En Uruguay son 989 casos, con 31 muertos. 

En Venezuela, son 9.707 casos, con 93 muertos.