icon

Huawei anunció que obtuvo ganancias en el primer semestre

Huawei Technologies informó hoy 14/7 que sus ingresos crecieron 13.1% en la primera mitad del año en comparación con el año anterior, a pesar de las sanciones de USA y los desafíos de la pandemia de coronavirus.

Los ingresos aumentaron a 454 mil millones de yuanes (US$ 64.9 mil millones) en enero-junio en comparación con 401.3 mil millones de yuanes durante el mismo período del año pasado. La compañía dijo que su margen de beneficio fue del 9,2%, en comparación con el 8,7% del año pasado.

La firma de equipos de telecomunicaciones, con sede en el centro comercial sureño de Shenzhen, enfrenta esfuerzos del gobierno de los Estados Unidos para restringir la capacidad de Huawei de adquirir tecnología y componentes de proveedores estadounidenses. Funcionarios estadounidenses dicen que Huawei es un riesgo en la seguridad. La compañía lo niega.

En mayo del año pasado, Washington puso a Huawei en una lista negra que prohíbe a las empresas estadounidenses hacer negocios con él sin el permiso del gobierno. Eso ha dificultado el acceso de Huawei a componentes como chips de computadora y software como el sistema operativo móvil Android de Google.

En mayo, los funcionarios impusieron reglas aún más estrictas destinadas a limitar el acceso de Huawei a los semiconductores al prohibir que los fabricantes de chips que usan tecnología estadounidense en el diseño de chips se envíen a Huawei sin obtener una licencia.

Estados Unidos también ha estado presionando a los países para que excluyan a Huawei de las próximas redes móviles 5G ultrarrápidas.

Huawei espera una decisión esta semana sobre si se le permitirá suministrar equipos de red 5G en el Reino Unido, seis meses después de que los funcionarios acordaran inicialmente que la compañía podría tener un papel limitado en sus redes.

La compañía también espera decisiones de Alemania a finales de este año.

Meng Wanzhou, directora financiera de la compañía e hija del fundador de Huawei, Ren Zhengfei, se encuentra actualmente bajo arresto domiciliario en Canadá, en un juicio de extradición que podría resultar en que la envíen a los Estados Unidos para enfrentar cargos que incluyen fraude bancario y una violación en el comercio.