icon

Burger King cambiará la alimentación de sus vacas para reducir el metano

Burger King está organizando una intervención con sus vacas.

La cadena ha reequilibrado la dieta de algunas de las vacas al agregar hierba de limón en un intento por limitar las contribuciones de los bovinos al cambio climático. Al modificar su dieta, Burger King dijo hoy 14/7 que cree que puede reducir las emisiones diarias de metano de las vacas en aproximadamente un 33%.

Las vacas emiten metano como un subproducto de su digestión, y eso se ha convertido en un obstáculo potencial de relaciones públicas para las principales cadenas de hamburguesas.

Según la Agencia de Protección Ambiental, las emisiones de gases de efecto invernadero del sector agrícola representaron el 9.9% del total de las emisiones de gases de efecto invernadero de USA en 2018. De esa cantidad, las emisiones de metano del ganado (llamada fermentación entérica) comprendieron más de una cuarta parte de las emisiones del sector agrícola.

Con una campaña de redes sociales exagerada que se tambalea entre la vulgaridad y la ciencia (salpicada de más vulgaridad), Burger King apuesta por la mayor conciencia del cambio climático y su responsabilidad de limitar su propio papel.