icon

Aumentan las precauciones de JP Morgan Chase, Citi y Wells Fargo

Hay una conclusión en avance en USA: la Reserva Federal y el Gobierno estadounidense sólo postergó la morosidad generalizada. Este enfoque de grandes bancos comerciales contrasta con el optimismo que sigue prometiendo la Casa Blanca en el año electoral.

Jimmy Dimon, CEO de JP Morgan Chase. El coronavirus está golpeando a los bancos más grandes de USA, generando nuevas preocupaciones sobre cuánto crecimiento se está desacelerando. JPMorgan Chase tuvo que reservar miles de millones de dólares más para cubrir préstamos incobrables durante el Trimestre 2, aunque el dinero que obtuvo en la intermediación en los espumosos mercados financieros le permitió registrar ganancias.

JPMorgan Chase & Co., Citigroup Inc. y Wells Fargo & Co. reservaron casi US$ 28.000 millones para préstamos incobrables en el Trimestre 2, una marca solo superada en los últimos 3 meses de 2008, durante la crisis financiera, afirmó un informe de la agencia Bloomberg. 

El total fue más alto de lo que los analistas esperaban, y los 3 prestamistas dijeron que su perspectiva económica se había deteriorado a medida que el coronavirus continúa arrasando en USA.

Los 3 afirman que todavía es temprano para conocer el alcance de la crisis. Aun cuando el desempleo aumentó, los programas de estímulo ayudaron a las personas a mantenerse al día con las deudas y muchos aprovecharon las opciones de aplazamiento de pago de los bancos. Los 3 bancos temen qué sucederá cuando finalice la asistencia gubernamental  a individuos y empresas.

“No es una recesión normal", dijo el CEO de JPMorgan, Jamie Dimon. “El efecto de esta recesión no lo vas a ver de inmediato debido a todo el estímulo distribuido".

Para Wells Fargo, la mayor provisión provocó la 1ra. pérdida neta del banco desde 2008 y un recorte del 80% en sus dividendos. 

Nadie puede detener el dolor de la nueva realidad económica provocada por la incapacidad de USA de contener la propagación del coronavirus de la manera en que otras naciones lo han hecho. 

JPMorgan ahora espera que la tasa de desempleo se mantenga por encima del 10% para todo 2020, y caiga solo al 7.7% a fines de 20211.

El pesimismo de los pronósticos de los bancos contrasta con el optimismo de la Casa Blanca.

"No veo una interrupción en la recuperación en forma de V", dijo el asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, a Fox News. "En este momento, con los dedos cruzados y algunas oraciones, creo que estamos en camino para una 2da. mitad del año muy fuerte, probablemente 20% más de crecimiento ".

Pero los préstamos para consumo de Citigroup cayeron 7% respecto al año anterior. Las cancelaciones netas totales de JPMorgan fueron casi la mitad de lo esperado.

Es particularmente difícil para los bancos y sus inversores medir la capacidad de recuperación de los consumidores porque mucho depende de cómo evolucione la pandemia.

Luego, "¿Qué sucede cuando quitamos al consumidor el soporte vital?", preguntó David Donovan, de Publicis Sapient, que ayuda a establecer estrategias para los bancos. 

A medida que la enfermedad disminuye en algunas áreas y aumenta en otras, como Florida, Texas y California, "es difícil entender cómo eso afecta al consumidor en general".

Los activos no rentables de Wells Fargo aumentaron 22% desde el T1, en gran parte impulsados ​​por préstamos a las industrias de petróleo y gas y bienes raíces comerciales.