icon

Trump ataca vía Facebook pero Biden no se queda tan atrás

El presidente Donald Trump usa Facebook para recaudar dinero, amplificar su mensaje y movilizar a los votantes. Su rival, Joe Biden, utiliza la plataforma social -cada vez más controvertida- principalmente para ofrecer donaciones.

Como lo hizo en 2016, Trump está aprovechando el conocimiento granular del gigante de las redes sociales de los intereses de sus usuarios para dirigir anuncios específicos a personas específicas, y lo hace con más frecuencia que Biden. Esta "micro-focalización" le permite a Trump aprovechar la capacidad única de Facebook para reunir a su base de votantes, a quienes necesita motivar mientras Biden sigue primero en la mayoría de las encuestas electorales.

Desde que ingresó al concurso presidencial en abril de 2019, Biden ha gastado US$ 21 millones en anuncios de Facebook en comparación a los US$ 33 millones de Trump en el mismo período, según el Centro de Política Responsiva. Pero las dos campañas están gastando el dinero de manera muy diferente.

El viernes, personas familiarizadas con el pensamiento de la compañía dijeron que Facebook estaba considerando prohibir los anuncios políticos antes de las elecciones en Estados Unidos, pero por ahora todavía permite a los candidatos atacar a los votantes con sus datos.

La micro-focalización es utilizar todos los datos que las redes sociales tienen sobre un usuario, desde la ubicación hasta la inclinación política y las marcas que compran, para generar el anuncio perfecto.