icon

Abril 2021, KAI KF-X será un halcón

Korea Aerospace Industries dijo que planifica presentar el 1er. prototipo de su avión de combate KF-X de próxima generación en abril 2021 y comenzar los vuelos de prueba en 2022. “Después del 1er. prototipo, los 5 prototipos restantes saldrán uno tras otro en el mismo año. Los vuelos de prueba están programados para 2022”, dijo un funcionario de KAI. De los 6 prototipos, 1 será entregado a Indonesia, co-desarrollador del proyecto KF-X. El único fabricante de aviones de Corea del Sur programa comenzar el ensamblaje final de cada una de las partes superior, media e inferior del fuselaje del prototipo en el 2do. semestre 2020 y completar la instalación de equipos y partes como cables en el prototipo antes de abril próximo, según el funcionario de KAI.

El caza de 5ta generación KF-X volara en 2022, y es un enorme desafío para Corea del Sur.

Corea del Sur desarrolla su propio caza de 5ta. generación, prototipo del KF-X, que será presentado en abril de 2021, caza bimotor surcoreano e indonesio  desarrollado por el gigante aeronáutico Korea Aerospace Industries desde principios de la década de 2000. El nombre KF-X es temporal y significa Korean Fighter eXperimental. 

Quizás en el futuro se llame F-33. Por ahora se le conoce como Boramae —halcón, en coreano— en Corea del Sur.

El proyecto, por US$ 7.400 millones, es una sociedad de Corea del Sur e Indonesia —donde se lo conoce como IF-X—. 

Pero el 80% de los gastos del proyecto corre a cuenta de Corea del Sur. Yakarta tiene dificultades financieras. 

Corea del Sur reinventó el proyecto luego del enfrentamiento entre ambas Coreas en 2010.

El avión que sería un caza de la generación 4++ se convirtió en el caza de 5ta. generación, ensamblado en las instalaciones de la empresa KAI en la ciudad de Sacheon, tarea que concluirá en el 2do. semestre 2020. 

KAI ya recibió 15 motores F414-GE-400K de la empresa estadounidense General Electric. 

Los cazas KF-X entrarán en operaciones entre 2026 y 2028, equipados con armas aire-tierra limitadas y armas aire-aire. 

La 2da. generación será producida en masa a partir de 2029 y serán capaces de realizar misiones de combate aire-aire y aire-tierra de cualquier dificultad. 

Hacia 2032 Seúl espera tener operativos 120 cazas de este proyecto. 

En la etapa inicial Seúl poseía solo el 63% de las tecnologías necesarias para la creación del KF-X.

Además de comprar los motores de General Electric, le compró a Lockheed Martin en 2014 una veintena de patentes de tecnologías del caza F-35A. Pero luego el Gobierno de USA bloqueó la transferencia de 4 tecnologías clave. 

¿Cómo las sustituirá Corea del Sur? Un desafío.

¿Cuál será la configuración básica del proyecto? La que se presentó fue inferior al F-16, caza de 4ta. generación estadounidense, y fracasó en las condiciones geográficas de Indonesia. Por lo tanto, hubo que rediseñar.

De acuerdo con el análisis preliminar, los KF-X serán menos sofisticados que los F-35 y los Su-57 rusos. 

Pero con una mejor relación calidad-precio que los F-35: entre US$ 50 millones y US$ 60 millones cuando un avión del programa Joint Strike Fighter oscila entre US$ 77 millones y US$ 100 millones. 

El problema con los Su-57 es que su configuración más ambiciosa cuesta US$ 42 millones.


El Instituto de Análisis Militar de Corea (KIDA) en 2013 consideró que Corea del Sur carecía de las tecnologías necesarias para desarrollar el caza.

Los analistas dudaron de la posibilidad de exportarlo. 

Sin embargo, KAI continuó con su proyecto, comprometiendo a la Administración del Programa de Adquisiciones de Defensa surcoreana (DAPA), la Agencia para el Desarrollo Militar (ADD) y la empresa Hanwha Systems. Por ejemplo, con el desarrollo de un radar de barrido electrónico activo.

Corea del Sur también desarrollará un nuevo misil supersónico aire-tierra para el KAI KF-X, que volará a una velocidad superior a Mach 2,5 —más de 850 metros por segundo—, con un alcance de al menos 250 kilómetros.

Asimismo, Corea del Sur recientemente ha completado el proceso de selección de munición guiada por precisión y dispositivos de guía

El proceso de integración de bombas inteligentes, que ya están en servicio de la Fuerza Aérea surcoreana, empezará este año.