icon

Equipo Argentino de Antropología Forense revela la tragedia de Ayotzinapa

El Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) informó que los restos óseos procesados por el laboratorio de la Universidad de Medicina de Innsbruck coinciden con los de la familia de uno de los 43 jóvenes desaparecidos en Ayotzinapa en 2014: Christian Alfonso Rodríguez Telumbre. La desaparición forzada de Iguala de 2014 fue una serie de episodios de violencia ocurridos durante la noche del 26/09/014 y la madrugada del 27/09/2014. Las policías municipal de Iguala y estatal de Guerrero persiguieron y atacaron a estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa acusándolos de haber tomado de forma ilegal ómnibus en la terminal local. En dicho ataque habrían resultado heridos periodistas y civiles. Los hechos dejaron un saldo de al menos 9 personas fallecidas, 43 estudiantes desaparecidos de esa escuela normal rural y 27 heridos.​

Coincidencia genética entre un resto óseo recuperado en el Ejido Cocula y la familia de uno de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa en 2014, según el Equipo Argentino de Antropología Forense.

El Equipo Argentino de Antropología Forense es una organización científica independiente, sin fines de lucro. Lleva 36 años buscando, recuperando e identificando personas desaparecidas. Fue fundado en 1984 para aportar evidencia científica en los procesos de verdad y justicia impulsados por los familiares de desaparecidos de la dictadura militar en Argentina. 

El EAAF analizó el dictamen y coincide con esos resultados. Además, realizó un dictamen de genética complementario, con cálculos estadísticos adicionales sobre probabilidad de parentesco y genética poblacional que arroja un porcentaje de parentesco superior al 99,99%, teniendo en cuenta las variables estadísticas aplicables a este caso.

Desde octubre de 2014, el EAAF actúa como perito independiente a pedido de los familiares de los 43 estudiantes desaparecidos y las organizaciones que los acompañan. Esta colaboración la realiza junto con el Centro PRODH, el Centro Tlachinollan, que acompañan y representan legalmente a los familiares de los 43 estudiantes.

El fragmento óseo fue recuperado en noviembre de 2019 en la Barranca La Carnicería, Ejido Cocula, estado de Guerrero, junto a otros restos por la Unidad Especial de Investigación y Litigación para el Caso Ayotzinapa de la Fiscalía General de la República. 

Estos resultados incluyen la coincidencia genética entre uno de los restos óseos procesados y los familiares del estudiante Christian Alfonso Rodríguez Telumbre, uno de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, desaparecidos en la noche del 26-27 de septiembre de 2014. 

Christian Alfonso Rodríguez Telumbre tenía 19 años y cursaba el 1er. año de la escuela de formación docente. 

El resto óseo en cuestión corresponde a un hueso del pie derecho y fue hallado entre el 25 y 26 de noviembre de 2019. Fue recuperado junto con otros fragmentos óseos humanos como parte de una diligencia de búsqueda realizada por la Unidad Especial para el Caso Ayotzinapa de la FGR, dirigida por el maestro Omar Gómez Trejo. La diligencia ocurrió entre el 20 de noviembre y 28 de noviembre de 2019 en la barranca La Carnicería, Ejido de Cocula. Allí se hallaron más de 100 fragmentos óseos no articulados dispersos en superficie en un radio aproximado de 200 metros.

Según explicó Mercedes Doretti, miembro fundadora y directora para Centro y Norte América del EAAF, “como EAAF, apoyamos los resultados enviados desde la Universidad de Innsbruck. Estos resultados son extremadamente dolorosos para los familiares del joven Christian Alfonso Rodríguez Telumbre y para las familias de los otros estudiantes. Esperemos que éstas nuevas investigaciones continúen un proceso de verdad. El EAAF continuará trabajando en la investigación junto a las familias de los 43 estudiantes, sus representantes legales y la Unidad Especial para el Caso Ayotzinapa de la FGR.” 

En 2017, con autorización de los familiares de los 43 estudiantes, el EAAF comisionó -junto con el Centro PRODH- la reconstrucción de la escena del crimen de la noche del 26 al 27 de septiembre de 2014 en Iguala (Guerrero), a Arquitectura Forense (Forensic Architecture), ONG inglesa que investiga violaciones a los derechos humanos utilizando plataformas digitales interactivas. En conjunto se desarrolló una cartográfica interactiva para explorar la narrativa oficial, sus conflictos e inconsistencias sobre lo ocurrido esa noche, comparándola con aquella proveniente de sobrevivientes y testigos. 

La exposición al calor y la fragmentación de restos dificulta, y puede llegar a imposibilitar, la recuperación de material genético. Por éstas razones, solo pudieron seleccionarse tres muestras óseas del total para ser enviadas al laboratorio de genética de la Universidad de Innsbruck en Austria.

Un profesional del EAAF, junto al fiscal Gómez Trejo, participó del traslado de las muestras seleccionadas hacia Austria y el 2 de marzo de 2020 hizo entrega conjunta de las mismas al laboratorio genético de Innsbruck.

En relación a las tres muestras enviadas a Innsbruck, no pudo obtenerse ADN de una de ellas; sobre la segunda muestra se obtuvo un perfil genético parcial insuficiente para resultados concluyentes; y la tercera arrojó un perfil genético completo (ADN autosómico de STR).

El informe recibido de Innsbruck detalla sobre la muestra que arrojó un perfil genético completo. 

El informe de Innsbruck concluye que “los procedimientos de comparación genética familiar utilizando datos de STR autosómicos dieron evidencia muy fuerte de que los perfiles de la víctima mencionado anteriormente coincide con este grupo familiar”.