icon

China e India, muy distanciados, muchísimo

China e India acordaron una retirada de las tropas en su disputada frontera del Himalaya, pero la muerte de 20 soldados indios en enfrentamientos avivó el sentimiento anti-chino en India. Esto no ha cambiado.

Octubre 2019 (y parece que ha transcurrido 1 siglo): el presidente chino, Xi Jinping, y el primer ministro indio, Narendra Modi, muestran unidad.

Los llamados generalizados a un boicot de todos los productos chinos llevaron al gobierno indio a prohibir 59 aplicaciones chinas.

Pero India superó el domingo 05/07 a Rusia commo 3er. mayor número de casos de Covid-19, con más de 697.000 contagios, a pesar de introducir cuarentenas al estilo chino como medida preventiva. 
En cambio China, pese a los temores de una 2da. ola parece estabilizar su situación.

"Creo que ambos países necesitan encontrar otros canales que no sean tan políticos y comenzar a cooperar", dijo Niu Haibin, subdirector de los Institutos de Estudios Internacionales de Shanghai, al diario South China Morning Post, de Hong Kong, proiedad del grupo Alibaba.

Niu dijo: "La embajada china en India podría hacer una declaración sobre cómo está siguiendo la situación epidémica en India y ofrecer hacer algunas donaciones".

La cooperación a largo plazo en Covid-19 y otras posibles epidemias podría llevarse a cabo en foros multilaterales, siendo el candidato más fuerte el grupo BRICS de las principales economías emergentes de Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica, según Niu.

3 de los 5 miembros de BRICS se encuentran entre los 5 primeros del mundo en números de casos Covid-19, con Brasil N°2, India N°3 y Rusia N°4.

"La cooperación BRICS en epidemias, especialmente la recuperación económica post-epidemia, es una gran oportunidad, especialmente dado que Covid-19 dio un duro golpe a todos los estados miembros de BRICS", agregó.

Pero la cooperación BRICS era poco probable a corto plazo porque esos países tenían otras prioridades.

"Por ejemplo, Brasil está priorizando la recuperación económica nacional y no está tan preocupado por la prevención y el control de epidemias", explicó.

Rajan Kumar, profesor asociado de relaciones internacionales en la Universidad Jawaharlal Nehru, en Nueva Delhi, estuvo de acuerdo en que la "alta confianza" que India tiene con Rusia, y sus buenas relaciones con Brasil y Sudáfrica, tienen potencial para sentar a India y China... si la retirada en su frontera es duradera.

Es que si hay nuevos enfrenamientos, la opinión pública podría presionar a India para rechazar cualquier ayuda de China.

Antes de la disputa fronteriza, India importó máscaras, kits de prueba y equipo de protección personal (PPE) de China.

Sin embargo, debido a las quejas de varios estados indios, las autoridades médicas indias dijeron en abril que los kits de prueba de anticuerpos comprados a 2 compañías chinas no eran confiables.

"Hubo mucha protesta contra los productos chinos que no estaban dando resultados precisos, lo que alimentó la narrativa más amplia de sentimiento anti-China que ya estaba surgiendo aquí”, dijo Kumar.

Li Xing, profesor de relaciones internacionales en la Universidad de Aalborg, en Dinamarca, dijo que Covid-19 podría ser una de las causas de división en lugar de la solución.

"India no está de humor para hablar de ninguna cooperación, en ningún tema", dijo. "Algunos partidos de oposición en India dijeron que querían demandar a China, tal como los estadounidenses. Al igual que Donald Trump, quieren transferir la presión doméstica a algún invasor extranjero".

Según Li, sólo una vacuna Covid-19 podría cambiar el juego de las relaciones entre India y China.