icon

A-545, nueva clave del Ejército ruso

El Ministerio de Defensa de Rusia firmó un contrato para la fabricación en serie del fusil de asalto A-545 que abastecerá al Ejército del país, compitiendo con el ya conocido AK-12 del consorcio Kalashnikov.

El A-545, basado en el ya conocido AEK-971, tiene un calibre de 5.45 mm y está diseñado para ser personalizado.

El nuevo fusil ruso A-545 está desarrollado en base al AEK-971, un fusil de asalto de fuego selectivo ruso de 5,45 × 39 mm de la Planta Mecánica de Kovrov, creado por el diseñador jefe Sergey Koksharov entre los años '70 y '80 (actualmente fabricado por Degtyarev Plant).

Modificado, el A-545 es una variante del AEK-971 que se anunció el 23/12/2014, que presenta numerosas mejoras internas y externas.

La fabricación ya comenzó en la planta Degtiarióv y el fusil lleva el índice 6P67. Al igual que el AK-12, esta arma fue creada para integrar el equipamiento de nueva generación Ratnik, informó la agencia RIA Novosti.  

El propio Ministerio de Defensa había informado previamente que antes del fin de 2020 las Tropas Aerotransportadas serán dotadas de estos nuevos fusiles de asalto. 
El ente castrense también destacó que habrá una introducción en masa de los rifles de francotiradores SV-98 y VSSM, así como de los fusiles silenciosos ASM Val. 

El A-545, basado en el ya conocido AEK-971, tiene un calibre de 5.45 mm. Está diseñado para ser fácilmente personalizado, razón por la cual será una buena elección para las fuerzas especiales y las unidades de reconocimiento.

Ya en marzo de 2017, se reveló que el A-545 sería aceptado en el servicio ruso, pero limitado a los regimientos de patrulla fronteriza, las fuerzas especiales y la guardia nacional debido a su diseño más complicado y costoso que el AK-12, que equipa a las fuerzas de infantería regulares. 

La velocidad de disparo cíclica original del primer modelo prototipo fue de 1.500 disparos por minuto (RPM) y luego se redujo a 900 disparos por minuto (RPM) para el modelo de producción.

El AEK-971 se alimenta a través de cartuchos estándar de 5,45 × 39 mm de 30 rondas o más grandes utilizados por el AK-74, RPK-74 y otras armas rusas similares de 5,45 × 39 mm.

Hay tres variantes principales de los fusiles de asalto AEK: el AEK-971 , AEK-972 y AEK-973. 

El AEK-971S y el AEK-973S son variantes mejoradas del AEK-971 y el AEK-973 que cuentan con un modo de disparo en ráfaga de tres disparos y numerosas mejoras. 

Más tarde se lanzó una variante muy mejorada de las líneas AEK-971 y AEK-973 designadas como A-545 y A-762, que se utilizará en las Fuerzas de Operaciones Especiales de Rusia (Spetsnaz).