icon

Los bancos que operan en Hong Kong se preocupan y buscan saber el alcance de las sanciones estadounidenses

Los bancos internacionales quieren averiguar los detalles en el alcance de la legislación estadounidense que los penalizaría en caso de realizar negocios con los funcionarios chinos que implementan la nueva ley de seguridad nacional de Beijing en Hong Kong.

El Senado de USA aprobó el proyecto de ley por unanimidad ayer, un día después de que vio pleno apoyo en la Cámara de Representantes, en un raro ejemplo de apoyo bipartidista que refleja la preocupación de los políticos por la pérdida de autonomía en Hong Kong tras la imposición de la ley china.

El proyecto de ley exige sanciones a los funcionarios chinos y otros que ayudan a violar la autonomía de Hong Kong, y a las instituciones financieras que hacen negocios con aquellos que se descubra que participaron en cualquier represión contra la ciudad.

Pero no establece qué individuos podrían ser incluidos, ni qué se les prohibiría hacer.

Los bancos, incluidos Citigroup y Bank of America, son algunos de los que llamaron hoy a sus colegas del Gobierno de USA para discutir las posibles consecuencias de la legislación, pero no pudieron sacar muchas conclusiones en esta etapa, dijeron las fuentes.

Los portavoces de los bancos declinaron hacer comentarios.

El presidente Donald Trump aún no ha indicado si firmará el proyecto de ley.

"Las instituciones financieras están preocupadas por la legislación, principalmente debido a la incertidumbre sobre cómo se usarán las sanciones", dijo Nick Turner, abogado especializado en sanciones y lucha contra el lavado de dinero en Steptoe y Johnson en Hong Kong.