icon

Aumentó la actividad de las pequeñas empresas en China pero con una baja demanda externa

Una recuperación rápida en la manufactura y los servicios de China hizo que su economía muestre un claro repunte en junio, pero la débil demanda externa y la presión a la baja en el empleo mostraron que todavía hay un largo camino hasta alcanzar los niveles previos al Covid-19.

El índice de gerentes de compras manufactureras (PMI) Caixin/Markit subió 51.2 en junio desde 50.8 en mayo.

El índice de gerentes de compras manufactureras (PMI) Caixin / Markit, publicado hoy 1/7, subió a 51,2 el mes pasado desde 50,8 en mayo, superando las expectativas de los analistas y mostrando que la producción en las fábricas chinas más pequeñas estaba mejorando. La marca de 50 puntos separa la contracción del crecimiento.

La lectura fue otro punto brillante para la economía de China después del martes. PMI oficial de fabricacióneso indicó que la actividad fabril entre las empresas más grandes mejoró levemente a 50.9 en junio, desde 50.6 en mayo. El PMI no manufacturero, también publicado por la Oficina Nacional de Estadísticas el martes, aumentó a 54.4.

"Las lecturas de junio reforzaron la tendencia de la recuperación económica de China, que podría volverse positiva en el segundo trimestre", dijo Liu Xuezhi, analista senior del Banco de Comunicaciones. “Fue impulsado principalmente por medidas gubernamentales para reanudar la producción.