icon

Wirecard en Londres sigue subiendo 100% y festeja Payoneer

Wirecard quebró en Alemania, en medio de denuncias de estafas. Pero en el Reino Unido zafó y subió 154% el lunes y más de 100% el martes. Si encuentra un comprador para Wirecard North America... será un festival. ¿Zafó Ernst & Young?

Wirecard podría sobrevivir más allá del colapso alemán.

Wirecard vuelve a dispararse, un día más. Tras subir este lunes 29/06 un 154%, este martes 30/06 sus títulos rebotan más de un 100% tras haber reanudado su actividad en Reino Unido, donde el regulador financiero británico -la Autoridad de Conducta Financiera (FCA, por sus siglas en inglés)- ha levantado el veto a la compañía alemana de pagos.

La FCA había impuesto restricciones a la firma tras su colapso la semana pasada por el escándalo financiero contable en Alemania, al desvelarse un agujero de 1.900 millones de euros en sus cuentas auditadas por EY. Pero la FCA parece haber cambiado de opinión después de que la firma germana confirmase que seguirá adelante con su actividad.

Las restricciones del regulador británico provocaron que miles de personas no pudieran acceder a su dinero ni realizar pagos a través de la aplicación. "Nuestro objetivo principal desde el principio ha sido proteger los intereses y el dinero de los consumidores", se ha justificado la FCA ante la BBC.

Ernst & Young (EY) confirmó que en la última década Wirecard había inflado todas sus ventas y ganancias. Asimismo, la empresa contabilizaba el efectivo que había en las cuentas administradas por sus fideicomisarios como saldo en efectivo disponible en sus estados financieros. Y las supuestas cuentas bancarias en Filipinas —donde se decía habían desaparecido los US$ 2.000 millones— resultaron ser tdocumentos falsos.  

Para colmó, el escándalo le golpeó a Payooner, procesador de pagos digitales: con Wirecard emitía la tarjeta Payooner Prepaid Mastercard, suspendida por la FCA, lo que provocó la congelación de los fondos de todos los usuarios que tenían acceso a las mismas. 

Payooner afirma que el dinero de sus clientes está “protegido”, pero le provocó una estampida a los freelancers que utilizan esta plataforma.  

La reapertura le permite, en parte, zafar a la auditora Ernst & Young, que verifica la contabilidad de Wirecard y todavía no pudo explicar cómo fue que se le escapó la tortuga.

Según informa Reuters, Wirecard North America busca comprador en un intento por distanciarse de la matriz alemana. La unidad con sede en USA, que era conocida como Citi Prepaid Card Services hasta que fue comprada por Wirecard en 2016, ha asegurado que un banco de inversión está coordinando el proceso de venta.

Wirecard North America asegura que es una entidad legal y comercial separada de Wirecard y es "sustancialmente autónoma" de la compañía alemana, de forma que sigue siendo "autosuficiente".