icon

Kim Jong Un destruye la oficina conjunta de Corea en reprensión a Seúl

Corea del Norte hizo explotar una oficina de enlace intercoreana en su lado de la frontera, en una reprensión explosiva a Seúl que parecía diseñada para atraer la máxima atención mundial con poco riesgo inmediato de guerra.

La medida representó la provocación más grave de Corea del Norte en años y sigue a una serie creciente de amenazas contra el gobierno del presidente surcoreano Moon Jae-in. La agencia estatal de noticias central coreana dijo en un comunicado que la oficina, el logro más concreto de una serie de cumbres entre las dos Coreas en 2018, fue "trágicamente arruinada con una explosión terrible".

El Ministerio de Unificación de Corea del Sur calificó la demolición de una instalación de 18 mil millones de wones (US$ 15 millones) que sirvió como embajada de facto para los dos países como un "acto sin sentido" que "destruyó las esperanzas de aquellos que deseaban la paz en la Península Coreana". El Consejo de Seguridad Nacional del país advirtió a Corea del Norte de una fuerte respuesta si tomaba más medidas, pero no dio indicios de represalias inminentes.