icon

Amazon enfrentará cargos antimonopolio de la UE

La Unión Europea planea presentar cargos antimonopolio formales contra Amazon (AMZN-0,35%) sobre el trato de la compañía de comercio electrónico a los vendedores de terceros de acuerdo con personas familiarizadas con el asunto.

Los cargos podrían presentarse oficialmente a partir de la próxima semana o la semana siguiente, dijo una de las personas. La Comisión Europea, el principal regulador antimonopolio del bloque, ha estado perfeccionando su caso, y el equipo del caso ha estado circulando un borrador de la hoja de cargos durante un par de meses, dijo otra persona.

Un centro logístico y de distribución de Amazon en Moenchengladbach, Alemania.

Los cargos formales serían el último paso de la comisión en una investigación de casi dos años sobre el presunto maltrato de vendedores de Amazon que usan su plataforma. Los cargos, llamados un pliego de cargos, se derivan del doble papel de Amazon como operador del mercado y vendedor de sus propios productos, dijeron las personas. En ellos, la UE acusa a Amazon de recoger datos de terceros y usar esa información para competir contra ellos, por ejemplo, al lanzar productos similares.

Amazon declinó hacer comentarios. Anteriormente ha disputado que abusa de su poder y tamaño y dijo que los minoristas comúnmente venden sus propias marcas privadas.

Una investigación del Wall Street Journal publicada en abril encontró que los empleados del minorista en línea a veces usaban datos de otros vendedores para desarrollar productos de la competencia. Según ex trabajadores, la compañía a veces le pedía a un analista de negocios de Amazon que creara informes con información restringida o que utilizara datos supuestamente agregados que se derivaban exclusiva o casi totalmente de un vendedor.

El caso de la UE profundiza en los mismos tipos de conducta, dijeron personas familiarizadas con el asunto.

Después del artículo del Journal, un comité del Congreso superior cuestionó si Amazon engañó al Congreso en declaraciones juradas el año pasado, cuando un ejecutivo negó haber usado "datos de vendedores individuales directamente para competir" con otras empresas en la plataforma. Amazon lanzó una investigación interna y dijo que los empleados que usen dichos datos para informar decisiones de marca privada violarían sus políticas.