icon

Reunión clave y ya hablan de endurecer cuarentena

Desde que el ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires dio ayer pronósticos alarmantes si se llegara a levantar la cuarentena, se han sumado más funcionarios del territorio bonaerense para advertir sobre la situación con el coronavirus y hasta pedir un endurecimiento del aislamiento. Por su parte, el gobernador bonaerense, informó que hoy hay una reunión precisamente con Ciudad y Nación para tomar una decisión en conjunto.

Los funcionarios advirtieron hoy sobre la necesidad de endurecer la cuarentena. Foto: NA

La alerta sigue y se hace más fuerte con el aumento de contagios de coronavirus. En provincia de Buenos Aires siguen muy preocupados.

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, dijo en Radio Continental: "Si suben los casos y los contagios más deben ser las restricciones, todavía no hicimos la evaluación fina".

En este sentido, informó: "Hoy hay una reunión con Ciudad y Nación para tomar una decisión en conjunto. Estuvimos todo el fin de semana con la vigilancia activa en barrios populares no hay tiempo para discusión sociológica".

Por su parte, el viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, analizó -también hoy en la mañana- la situación de la pandemia en el AMBA y apuntó a que se endurezca la cuarentena.

Esto es lo que dijo en El Destape Radio: “Pienso que hay que retroceder de fase. Hay que frenar e ir a lo esencial para achatar la curva en el AMBA (...) todos los días se ve cómo se achica el tiempo de duplicación y se va saturando el sistema de salud”.

Otra funcionaria que salió a declarar la situación casi al límite fue la ministra de Gobierno provincial, Teresa García, en Radio La Red: “Estamos muy al límite. Si las medidas tomadas el fin de semana limitan el tránsito de personas, quizás podemos seguir como estamos. Si no, deberemos dar marcha atrás”, planteó.

Recordemos que ayer, Daniel Gollán, fue el primero en advertir y declarar que “si no se detiene la tasa de crecimiento de los contagios, ningún sistema de salud por más preparado que esté, va a poder soportar el pico”, y pronosticó: “Si se levanta la cuarentena, en quince o veinte días, empezamos a ver las imágenes de Nueva York, Manaos o Italia y España, con cadáveres apilándose en cámars frigoríficas, en las calles o en los geriátricos”.