icon

Google se separa de la competencia con Amazon y Microsoft y apunta al petróleo y al gas

Google dice que ya no creará herramientas de inteligencia artificial personalizadas para acelerar la extracción de petróleo y gas, separándose de los rivales de computación en la nube Microsoft y Amazon.

El anuncio siguió a un informe de Greenpeace hoy 19/5 que documenta cómo los tres gigantes tecnológicos están usando inteligencia artificial y potencia informática para ayudar a las compañías petroleras a encontrar y acceder a depósitos de petróleo y gas en USA y en todo el mundo.

En esta foto de archivo del 21 de abril de 2020, se muestra un pumpjack mientras se pone el sol en Oklahoma City. Google dice que no creará herramientas de inteligencia artificial personalizadas para acelerar la extracción de petróleo y gas, adoptando una postura ambiental que lo distinga de sus rivales de computación en la nube Microsoft y Amazon. El anuncio siguió a un informe de Greenpeace el martes 19 de mayo, que documenta cómo los tres gigantes tecnológicos están usando inteligencia artificial y potencia informática para ayudar a las compañías petroleras a encontrar y acceder a depósitos de petróleo y gas en los Estados Unidos y en todo el mundo.

El grupo ambientalista dice que Amazon, Microsoft y Google han estado socavando sus propias promesas de cambio climático al asociarse con las principales compañías petroleras, incluidas Shell, BP, Chevron y ExxonMobil, que han buscado nuevas tecnologías para sacar más petróleo y gas del suelo.

Pero el grupo aplaudió a Google hoy por alejarse de esos acuerdos.

"Si bien Google todavía tiene algunos contratos heredados con empresas de petróleo y gas, agradecemos esta indicación de Google de que ya no creará soluciones personalizadas para la extracción de petróleo y gas aguas arriba", dijo Elizabeth Jardim, principal activista corporativa de Greenpeace USA.

Google dijo que cumplirá con todos los contratos existentes con sus clientes, pero no especificó qué compañías.

El informe de Greenpeace dice que Microsoft parece estar a la vanguardia con la mayor cantidad de petróleo y contratos, "ofreciendo capacidades de inteligencia artificial en todas las fases de la producción de petróleo". Los contratos de Amazon se centran más en las tuberías, el envío y el almacenamiento de combustible, según el informe. Sus herramientas se han implementado para acelerar la extracción de lutitas, especialmente de la Cuenca Pérmica de Texas y Nuevo México.

Algunos de los contratos han provocado protestas internas por parte de los empleados que presionan a sus empresas a hacer más para combatir el cambio climático.

Amazon declinó hacer comentarios sobre el informe de Greenpeace, pero señaló una redacción en su sitio web que decía "la industria energética debería tener acceso a las mismas tecnologías que otras industrias". Microsoft no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.