icon

Finnair quiere reanudar vuelos en julio y centrarse en Asia

La aerolínea nacional de Finlandia, una importante aerolínea entre Europa y China, dijo el lunes que agregará más vuelos y rutas a partir de julio si los gobiernos alivian sus bloqueos lo suficiente como para reanudar los viajes.

Sin embargo, las perspectivas para volar en general siguen siendo inciertas, y las compañías pronostican una recuperación lenta incluso el próximo año debido a restricciones y preocupaciones de salud pública.

Los trabajadores descargan un avión de carga de Finnair en el aeropuerto de Helsinki-Vantaa en Vantaa, Finlandia, el miércoles 15 de abril de 2020, después de llegar de China con equipos médicos para el coronavirus.

Finnair, que se vio obligado a cancelar temporalmente los vuelos a China continental y otros destinos asiáticos debido al coronavirus, dijo que se reiniciará por fases, "con un fuerte enfoque en Asia, que es estratégicamente importante" para la aerolínea controlada por el estado.

La compañía con sede en Helsinki dijo que volará a Beijing, Hong Kong y Shanghai, y agregó que estaba pendiente de la aprobación del gobierno, pero también a Nagoya, Osaka y Tokio Narita en Japón; y a Singapur, Seúl y Bangkok.

"Esperamos que la aviación se recupere gradualmente, a partir de julio", dijo el director comercial de Finnair, Ole Orver, en un comunicado. "Nuestra intención es operar aproximadamente el 30% de nuestra cantidad normal de vuelos en julio, y también comenzaremos vuelos de larga distancia a nuestros destinos clave de Asia. Luego agregaremos rutas y frecuencias mes a mes a medida que se recupere la demanda".

En julio, Finnair también reanudaría los vuelos a varias ciudades importantes de Europa, como Berlín, Bruselas, Ginebra, Londres, Moscú, Múnich y París, así como a seis rutas nacionales. Los destinos en España, Italia y Polonia se agregarán en agosto.

La aerolínea económica Ryanair, que había sido la aerolínea más ocupada en Europa antes del golpe de la pandemia, también dijo que se está preparando para reiniciar los vuelos en julio, a la espera de una reducción de los bloqueos. El lunes, dijo que espera una pérdida récord de 200 mil millones de euros (US$ 220 mil millones) para el trimestre de abril a junio, cuando se implementaron las mayores restricciones a la vida pública en toda Europa.

También espera una recuperación lenta, estimando que transportará solo el 50% de su número de pasajeros previamente previsto en todo el año 2021.