icon

Disminuyeron fuertemente los ingresos tributarios en Alemania

Es probable que los ingresos fiscales del gobierno alemán se hundan en 81.500 millones de euros (88.400 millones de dólares) este año como resultado de la crisis del coronavirus, la primera caída desde la crisis financiera hace una década, según un cálculo oficial publicado hoy 14/5.

El ministro de Finanzas alemán, Olaf Scholz, se dirige a los medios durante una conferencia de prensa en Berlín, Alemania, el jueves 14 de mayo de 2020.

Una evaluación dos veces al año realizada por expertos fiscales, publicada por el Ministerio de Hacienda, mostró que se espera que las autoridades federales, estatales y locales recauden 717.800 millones de euros este año, frente a los 799.300 millones de euros en 2019. El pronóstico anterior para este año en noviembre, fue por un aumento a 816.4 mil millones de euros.

La nueva evaluación prevé que la recaudación fiscal de Alemania se recupere a 792.500 millones de euros en 2021 y 816.000 millones de euros en 2022.

La crisis ya ha descarrilado la dedicación del gobierno alemán para mantener su presupuesto equilibrado, un gran motivo de orgullo. Después de seis años en el negro, está pidiendo prestados 156 mil millones de euros para financiar paquetes de rescate y cubrir el déficit esperado en los ingresos fiscales.

Alemania ofrece un total de más de 1 billón de euros en ayuda a través de varios paquetes, que incluyen dinero para ayudar a pequeñas empresas y empresarios individuales a través de cierres relacionados con virus y para bombear capital a compañías más grandes donde sea necesario. El país tiene la mayor economía de Europa.

El ministro de Finanzas, Olaf Scholz, quien caracterizó la crisis como "un desastre natural", dijo que el gobierno elaborará un paquete de estímulo a principios de junio.

Ese es exactamente el momento correcto. La mayoría de las medidas de cierre caducan a fines de mayo, no todas, pero la mayoría de ellas", dijo Scholz, indicando que solo es posible en esa etapa evaluar lo que se necesita. Dijo que espera que las medidas sean "transformadoras" contribuyendo a modernizar la economía y la infraestructura digital de Alemania, y a combatir el cambio climático.