icon

Lacalle Pou con ley de medios que elimina monopolio de Antel en Internet

El Poder Ejecutivo de Uruguay envió al Parlamento un proyecto de ley de medios que modifica parte de las disposiciones vigentes en la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, y habilita a los cableoperadores a vender servicios de Internet y, según algunas interpretaciones, deshaciendo el monopolio de Antel en esa actividad.

Empresarios de radio y TV tradicionales muy satisfechos con la concesión del presidente Luis Lacalle Pou.

La Asociación Nacional de Broadcasters Uruguayos (Andebu), que nuclea a los dueños de canales de televisión y de radios privadas, se encuentra muy satisfecha con una decisión del Gobierno uruguayo, que deroga la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual (SCA) vigente y en su lugar establece una serie de regulaciones para canales y radios.

Luis Lacalle Pou eliminó la mayoría de las disposiciones de la ley SCA que objetaron los canales privados de televisión en los recursos de inconstitucionalidad presentados ante la Suprema Corte de Justicia (SCJ) en 2016. Sólo permanecen en pie la no regulación de los servicios que utilicen como plataforma internet, la fijación de una duración máxima para la tanda publicitaria y el establecimiento de una cuota mínima de producción nacional (aunque se exime a los medios del interior del país de esta obligación) y la obligatoriedad de emitir eventos de interés general y campañas de bien público. 

En cambio, se eliminan o modifican las disposiciones que causaban perjuicios económicos a los medios, como el pago de canon y precio por uso de espectro y la normativa anticoncentración. 

La iniciativa beneficia a los canales privados, que son al mismo tiempo titulares de servicios de televisión para abonados, al prohibir a los licenciatarios de televisión satelital, como Direct TV y Cablevisión (del grupo Clarín) ser titulares al mismo tiempo de una licencia para prestar servicios de televisión abierta.

El proyecto del gobierno también elimina el Consejo de Comunicación Audiovisual y los procedimientos administrativos y judiciales para que los ciudadanos/as hagan valer ciertos derechos.

La senadora y ex ministra de Industria, Carolina Cosse, expresó: “Es una regresión que atenta contra la calidad democrática, el interés público y la producción nacional”.

Ella dijo que es “muy grave lo que propone el Gobierno porque quiere desguazar ANTEL”.

El ministro de Industria, Omar Paganini, quien firmó el proyecto, dijo que existe un nuevo enfoque tecnológico que “reconoce que el ‘broadcasting’ está cambiando por la expansión de los medios digitales”.

El proyecto aumenta de 3 a 4 las frecuencias que 1 solo propietario puede tener en cada medio (TV, AM, FM), con máximo de 8.

“Con el nuevo enfoque, ANTEL pasa de una concepción de monopolio a una de ecosistema y el ente puede proveer banda ancha ‘mayorista’ a los cables del interior. A su vez, se habilita a los cableros a proveer Internet”, dijo Paganini.

Ciertos rumores indican que el proyecto de Ley de Medios lo redactó uno de los dueños de Canal 4, Carlos Walter Romay, corroborando el vínculo de los principales medios de comunicación audiovisual con Lacalle Pou.

Una explicación de todo esto

El actual senador del Frente Amplio (FA) y ex ministro del Interior, Eduardo Bonomi, aseguró que al empezar 2020 los hechos delictivos “desaparecieron por completo del radar de los informativos de televisión”. 

En declaraciones a La República Radio, dijo que en 2019 los informativos le dedicaban media hora a los delitos, y este espacio ahora desapareció.

Bonomi cuestionó también las declaraciones del actual ministro, Jorge Larrañaga, quien afirmó la semana pasada que la actual administración está teniendo mejores resultados que la anterior.

En conferencia de prensa, Larrañaga aseguró: “Con la misma Policía pero actuando de manera distinta estamos ya empezando a obtener mejores resultados que los que tenía el Frente Amplio” porque la Policía “se siente respaldada y nosotros respaldamos el buen accionar de la Policía, en tanto y en cuanto se actúe en el marco de la Constitución y de la ley”.

El senador Bonomi dijo que le sorprendieron estas declaraciones porque hubo un aumento en los homicidios con respecto al año pasado. “¿Cómo se puede decir que hubo mejores resultados? No entiendo cuál es la lógica que están usando”, agregó. “Si se suman todos los delitos [de homicidios hasta el momento] del año pasado y los de este año, el año pasado hubo 51 y este año hubo 60, eso es una suba, no una baja”.

El senador dijo que fue “un error conceptual” de Larrañaga comparar un mes con el anterior y no con el mismo período del año pasado.