icon

El COVID-19 regresa a venezolanos a la tormenta perfecta de Maduro

Más de 35.000 venezolanos han cruzado territorio colombiano para regresar a su país hasta la  semana pasada, según Felipe Muñoz, responsable de la frontera entre ambos países. La cifra incluye a migrantes que estaban en Colombia y los que venían de otras naciones.

Cuarentena en Coche: Los comerciantes ofrecen sus productos a todo pulmón, compitiendo para atraer a los clientes pese a las diferencias de precios y a las cercanías de los puestos.

En Colombia hay alrededor de 1,8 millónes de venezolanos que huyeron en los últimos años del colapso de la economía petrolera. En el mundo la cifra alcanza los 4,9 millones de migrantes.

El gobierno de Iván Duque, que como USA no reconoce a Nicolás Maduro como presidente de Venezuela, pidió ayuda internacional para atender a la población venezolana en medio de la emergencia sanitaria y financiera por la propagación de la covid-19.

Colombia ya supera los 3.700 contagios, muy por encima de los más de 250 reportados por Venezuela, mientras que Ecuador, con 10.000 casos, es el país sudamericano más castigado por la pandemia después de Brasil.

Colombia alega que los venezolanos están saliendo por voluntad propia y se ocupa de examinar su temperatura antes de traspasar la frontera.

En los primeros días de la emergencia, en varias partes de Colombia se replicó el mismo fenómeno: el desalojo de migrantes que pagaban a diario por dormir bajo un techo. El gobierno prohibió luego las expulsiones de esas personas.

Pero en Venezuela la economía del país es un desastre.


"Abarrotado de ciudadanos se encuentra el Mercado Mayor de Coche, en medio de la cuarentena. La medida fue implementada por el régimen de Nicolás Maduro el 16/03 para evitar la propagación del covid-19.

Desde las 4:30 am del martes 21/04 los vendedores del mercado de Coche comienzan a instalar sus puestos. Allí ofrecen frutas, verduras y hortalizas al mejor precio, a caraqueños que buscan ahorrar algo de dinero.

Como medida de protección contra el coronavirus, los ciudadanos que visitan Coche deben pasar por módulos de desinfección, ubicados en las 3 entradas del mercado. Consisten en una especie de ducha recubierta de plástico e instaladas a tanques de agua, de los cuales se esparce agua con alcohol.

Aunque cuando habilitaron estos módulos, un día después del anuncio de la cuarentena, estaban presentes dos personas con trajes de protección tomando la temperatura de los visitantes, ya no están.

Ante la ausencia de personal que garantice el ingreso adecuado, una de las vendedoras indicó que algunas personas rodean el módulo de desinfección.

Los comerciantes ofrecen sus productos a todo pulmón, compitiendo para atraer a los clientes pese a las diferencias de precios y a las cercanías de los puestos. En tanto, los usuarios comparan costos, tratando de esquivar a los carretilleros que llevan mercancía al mayor de otros comerciantes.

«Permiso, permiso. Aquí tienen que estar activos», pasa gritando un señor de aproximadamente 60 años de edad, mientras tropieza con varios ciudadanos.

Frutas como la lechoza, melón, mango y guayaba se consiguen entre 50.000 y 80.000 bolívares el kilo; la parchita se encuentra desde 140.000 a 200.000 bolívares; el limón de 180.000 a 250.000 bolívares y la naranja de 70.000 a 130.000 bolívares el kilo.

El precio de la papa varía de 100.000 a 180.000 bolívares, mientras la yuca se consigue desde 50.000 a 80.000 bolívares. El kilo de zanahoria, el de remolacha, pepino y calabacín está entre los 40.000 y 90.000 bolívares; el de ajíes dulces de 120.000 a 200.000 bolívares y el de ajo de 220.000 a 450.000 bolívares."