icon

Tras el conflicto político danés, se acordó desenterrar a los ejemplares que quedaron bajo tierra para incinerarlos. La industria tendrá prohibido criar estos animales hasta después del 2021.

Dinamarca ya sacrificó más de 15 millones de visones, criados por industrias que utilizan sus pieles como productos.

icon

Hay 214 casos registrados por la OMS de humanos que se enfermaron con variantes de coronavirus asociadas a visones. Por este motivo, más información sobre la infectividad del virus ayudará a crear medidas oportunas de salud y a reducir el contagio. 

Las autoridades danesas decidieron sacrificar 15 millones de visones por el riesgo que representan ante nuevas mutaciones del virus pandémico.

icon

No hay información científica aún acerca del contagio de gatos con coronavirus en Dinamarca. Sí se sabe que hubo visones con el nuevo coronavirus, y que la cepa dentro de los visones mutó hacia una llamada Cluster 5. De inmediato, Dinamarca procedió a un exterminio de visones, sin importarle diferenciar entre contagios y no contagios, porque se consideró prioritario impedir de cuajo cualquier contaminación. Pero ahora se sabe que también se han exterminado los gatos en esas granjas. El alcance de esto no tiene aún precisiones.

Visones sacrificados en Dinamarca.

icon

Hace pocos días trabajadores advirtieron que cientos de ejemplares estaban muriendo sin causa aparente. Se trata de un establecimiento en el centro de Lituania y quienes estuvieron en contacto con el sitio ya fueron aislados tras dar positivo de coronavirus.

Los visones son especies criadas para utilizar sus pieles como indumentaria. En la pandemia varios países debieron sacrificar millones de ejemplares porque trasmiten COVID-19 y desarrolan nuevas mutaciones.

icon

Dinamarca es el principal país productor de visones, animales altamente susceptibles a infectarse y desarrollar mutaciones del virus que causa la COVID-19.

Las autoridades danesas decidieron sacrificar 15 millones de visones por el riesgo que representan ante nuevas mutaciones del virus pandémico.

icon

Hay críticas para con el danés Statens Serum Institut (SSI) por haber proporcionado información absolutamente crucial sobre el visón y el coronavirus, informó el diario Berlingske. En tanto, no cesa el debate sobre cuál es la indemnización correcta por la masiva matanza de visones a causa de que en algunos de ellos se encontró el nuevo coronavirus.

Visones sacrificados en Dinamarca. Consulta: la persona que se asome ¿no debería tener alguna prevención considerando el contexto?

icon

La Organización Mundial de la Salud denominó Cluster 5 a la nueva cepa de Sars-coV-2 que apareció en las granjas de visones en Dinamarca. Frente al problema, el gobierno danés sacrifica millones de ejemplares por prevención. 

Los visones son especies criadas para utilizar sus pieles y convertirlas en prendas de ropa. En la pandemia varios países decidieron sacrificar millones de ejemplares porque trasmiten la COVID-19 y hay peligro de que impulsen mutaciones desconocidas.

icon

Organizaciones protectoras de animales habían exigido previamente que se cierren los establecimientos luego de comprobar que esta especie trasmite el virus que causa la COVID-19.

Los visones son criados para luego fabricar prendas de ropa con sus pieles. Por la pandemia más de un país decidió sacrificar miles ejemplares por trasmitir COVID-19, por ejemplo en España eliminaron 100 mil en julio.

icon

Países Bajos es el cuarto productor mundial de este animal, cuya piel se comercializa para confeccionar tapados y diferentes prendas indumentarias.

Los visones son criados para luego fabricar prendas de ropa. Por la pandemia más de un país decidió sacrificar miles ejemplares por trasmitir el virus, por ejemplo en España eliminaron 100 mil en julio.