icon

Los tratamientos farmacológicos habían generado expectativas en la comunidad médica para luchar contra el coronavirus. Pero las mutaciones recientes, surgidas en Sudáfrica, Reino Unido y Brasil, tiraron abajo las esperanzas.

Los anticuerpos monoclonales so n un tipo de proteína que se produce en el laboratorio y es capaz de unirse a sustancias en el cuerpo, como a las células cancerosas. Hay muchas clases, ya que cada anticuerpo se elabora para unirse a una sola sustancia. Se utilizan solos o para transportar medicamentos, toxinas o materiales radiactivos directamente hasta las células cancerosas (Instituto Nacional del Cáncer, Estados Unidos).

icon

El virus que causa la COVID-19 está mutando con tanta frecuencia que sugiere que las personas vacunadas necesitarán inyecciones periódicas para mantenerse protegidas, de acuerdo a The Wall Street Journal.

Nuevas cepas de propagación más rápida podrían enfermar más a las personas o hacer que las vacunas sean menos efectivas.