icon

En Argentina la vacuna de dos dosis es obligatoria para niñas de 11 años desde el año 2000 y para niños de la misma edad desde el 2006. 

Se trata de la enfermedad de transmisión sexual (ETS) más común en todo el mundo cuyo virus infeccioso tiene más de 200 tipos.